• Categoría de la entrada:Prevención

Una persona deprimida puede causar accidentes viales aunque no sea su intención, su condición psicológica puede provocarlo.

Para alguien deprimido, su integridad física y la de los demás, importa poco. Esto puede mermar su capacidad de atención, percepción y concentración al conducir un vehículo.

La depresión no es la única condición psicológica que puede volver peligroso a alguien frente a un volante. También la hipomanía -especie de sobreexcitación-, la psicosis, la psicopatía y la esquizoparanoia.

Esto lo sabe bien el psicólogo José Carmona, quien desde hace varios años trabaja con una herramienta de su autoría para evaluar la capacidad psicológica de futuros conductores y determinar rasgos que pudieran comprometer su comportamiento en la vía.

Actualmente, este instrumento, de nombre PsicoVial, se está aplicando en adolescentes que quieren obtener su licencia por primera vez y en personas que aspiran conducir vehículos de carga o transporte público, pero es apto para evaluar a cualquiera. La Cámara de Transportistas del Centro, Catracentro, que agrupa vehículos de carga, lo aplica rutinariamente a todos sus conductores.

Según refiere Carmona, los trastornos psicológicos causan más accidentes viales de lo que se cree. En Venezuela, los dos con mayor presencia son la hipomanía -que se refleja en actitudes tipo “nadie me pasa” o “soy el más rápido”- y la psicopatía, que es irrespeto por las normas.

Un conductor agresivo suele tener rasgos de hipomanía. No les interesa la integridad de sus vehículos. También entran en esta categoría aquellos choferes que manejan muchas horas, sin descansar.

El patrón común de los psicopáticos o antisociales es el irrespeto a la norma, aunque la conozcan. Las sanciones les resultan irrelevantes y aceptan que otros se comporten igual.

Los psicóticos no diferencian lo real de lo irreal. Son peligrosos porque ven cosas que desaparecen, oyen voces y pierden la conciencia, manejando en automático. Con los esquizoparanoides pasa algo parecido. Creen que la gente se les acerca para hacerles daño, chocarlos o perseguirlos. Esto provoca comportamientos riesgosos como saltarse semáforos o tirarle el carro a alguien.

Por último, como se dijo, quienes sufren de depresión (como trastorno permanente y no como algo pasajero) consideran que la integridad física vale poco. Además, su estado de vigilia disminuye.

Psicovial (contacto por psicocarmonajose@gmail.com) consta de varias pruebas que evalúan trastornos psicológicos y aptitudes cognitivas con preguntas, videos e imágenes.

La primera parte consta de 142 preguntas que exploran trastornos a través de situaciones de tránsito. Luego vienen preguntas de razonamiento mecánico y un video simulador de un vehículo en movimiento. Todo evalúa atención, concentración, memoria y percepción.

Carmona opina que Psicovial -cuyo nombre completo es PsicoVial AC-RT “JACG”– puede ayudar a disminuir accidentes fatales en las vías venezolanas, pues detecta rasgos de personalidad que pueden derivar en comportamientos riesgosos.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta