Uso seguro de la escalera

En casi todas las casas o talleres hay una escalera.

Como es una herramienta tan común, muchas personas la usan en forma descuidada, provocando numerosos accidentes.

Los principales riesgos al emplear una escalera son: sufrir caídas, electrocución al trabajar cerca de instalaciones eléctricas y dañar a otras personas durante su traslado o uso.

Antes de usarla

– Si la lleva en un vehículo, que esté bien colocada y asegurada. Si la cargas en la mano tenga cuidado de no golpear a otras personas a su alrededor.

– Asegúrese que sea la escalera adecuada para el trabajo: en exteriores su altura debe sobrepasar por un metro, como mínimo, el techo donde trabaje; en redes eléctricas, use una de madera.

Al colocarla

– La distancia entre las patas y la pared donde se va a apoyar,  si la escalera no es de tijera, debe ser mayor a la cuarta parte (1/4) de la altura total de la escalera.

– El extremo superior debe apoyarse en una superficie plana y resistente. Átela a un punto fijo para que no resbale a los lados o caiga hacia atrás.

– Las patas de la escalera, con sus zapatas, deben apoyarse en un piso firme, que esté fijo y limpio, nunca sobre un andamio o en los peldaños de otra escalera.

– Si es de tijera o dos hojas, debe tener una soga, cadenilla o seguro que limite su abertura.

– Bloquee los accesos y ventanas (excepto las salidas de emergencia) para evitar que peatones, vehículos, etc., choquen con la escalera. Ubíquese lejos de puertas, huecos en techos y cables eléctricos.

Al usarla:

– Solo debe subirse un trabajador a la vez, con equipo ligero y de fácil manejo.

– Use botines de seguridad cuyas plantas estén limpias para no resbalar. Recuerde: en todo momento sus dos pies deben estar sobre los peldaños.

– No se pare sobre los peldaños superiores ni trate de coger objetos más allá del alcance de sus brazos; para ello, bájese y reubique la escalera cogiéndola siempre por la parte inferior.

– Nunca la use como puente o para transportar materiales, ni apoye o cuelgue herramientas en los peldaños.

– Use arnés de cuerpo entero, con una línea de enganche a un punto distinto a la escalera, cuando:

  • El trabajo requiera usar ambas manos.
  • Esté a una altura mayor a 1.80 m.
  • En lugares donde, sin importar la altura, exista riesgo de caída sobre elementos punzocortantes, contenedores de líquidos, instalaciones eléctricas activadas y similares.

Para su mantenimiento

 – No la pinte, pues esto oculta fallas o daños. Si está dañada, no la use.

 –  Manténgala limpia, libre de barro, aceite o grasa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *