• Categoría de la entrada:Salud

Si usted es de las personas que no puede parar de comer y que cada dos por tres está visitando la cocina, seguro que está respondiendo de forma inapropiada a sus estímulos.

Los especialistas señalan que lo ideal es planificar las comidas. Esto es al menos lo que recomienda Irene Bretón, de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición. La experta asegura que hay que planificar las comidas en lugar de comer lo que sea y donde sea: “No pasa nada por merendar o cenar temprano”, según ha declarado a El País.

“Muchas veces el picoteo está más relacionado con un mal manejo del estrés, por ejemplo, que con el hambre?. Además, la experta advierte que en muchas ocasiones son las dietas demasiado estrictas las que pueden desencadenar trastornos en la conducta alimentaria.

No obstante, existen algunos trucos para no pasar tanta hambre ni estar todo el día picando, así no sucumbirá ante la tentación de los alimentos ricos en azúcares y grasas, según la nutricionista y tecnóloga de los alimentos, Mireia Carbonell:

– Realice cinco comidas al día: desayuno, comida a media mañana, almuerzo, comida a media tarde y cena. Así se evita el apetito entre horas.

– Divida el desayuno en dos partes: una a primera hora y la otra a media mañana

– A media hora de la tarde coma una pieza de fruta fresca, un bocadillo pequeño o frutos secos tostados o crudos (ni fritos ni salados).

– Si va a estar todo el día fuera de casa, planifique lo que comerá a media mañana o media tarde. “Una buena planificación es fijar unos horarios regulares”, señala Carbonell.

Si tiene que ir a comprar alimentos, lo recomendable es que lo hagamos con el estómago lleno para evitar comprar más de la cuenta.

– Carbonell aconseja realizar actividades divertidas para evitar comer por aburrimiento.

– Si lo que le preocupa es que come por ansiedad, pruebe a respirar profundo antes de ingerir algún alimento. También ayuda ingerir infusiones, como la tila, pero sin azúcares, señala la experta.

Beba agua durante todo el día y de forma constante, no solo durante las comidas. Es importante intentar llegar a los dos litros de agua.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta