• Categoría de la entrada:Seguros

Cuando niño está recién nacido, normalmente las pólizas de hospitalización, cirugía y maternidad, incluyen cobertura para el bebé durante un período que normalmente es de alrededor de un mes.

Corresponde a los padres notificar el nacimiento del niño y hacer los trámites correspondientes para que el recién nacido quede incluído en la póliza de seguros de los padres o del colectivo, si es el caso.

Si lo que se desea es incluir a un recién nacido como asegurado en el seguro de su madre o de su padre, esto debe realizarse normalmente en el mismo día del nacimiento o en los primeros días.

Las primas de los seguros de salud para niños varían con la edad de forma distinta a como ocurre con los adultos. Son más caras cuánto menores son los niños y luego el precio disminuye a medida que van cumpliendo años.

También es importante considerar que algunas compañías tienen pólizas o promociones pensadas para familias en las que si los padres y los hijos están como asegurados, se aplican precios especiales para los hijos.

La mayoría de las pólizas del mercado permiten contratar niños solos, es decir, permiten contratar una póliza en la que haya un único asegurado menor de edad.

Cada vez es más frecuente que el padre o la madre sean los tomadores de la póliza pero no estén asegurados, y sea el niño (o el niño y la madre o el padre) quiénes estén asegurados.

Hay algunos casos también en los que puede resultar más barato contratar otra póliza distinta para un recién nacido (manteniendo las mismas coberturas) que incluirlo en la póliza de los padres, si bien en estos casos y dependiendo de la compañía, es posible que se apliquen períodos de carencia para algunas coberturas.

 

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta