• Categoría de la entrada:Seguros

Con la llegada de los drones se abre una amplia gama de posibilidades para que miles de personas comiencen a usar esta nueva tecnología.

Sin embargo, cabe aclarar que su uso va más allá de los fines recreativos y lúdicos por los que actualmente se le conoce.

Aunque se consideran como objetos de alta tecnología, hay distintos prototipos e incluso algunos pueden conseguirse a un precio muy económico.

Pero la extensión en el uso de los drones plantea también un nuevo nicho de mercado para las aseguradoras: pólizas para estos vehículos no tripulados.

En cuanto a temas de seguridad es importante establecer ciertas regulaciones, como es el caso de Argentina, que ya posee un sistema normativo para asegurar que su uso no cause efectos negativos, ni afecte la privacidad de las personas.

Es necesario establecer ciertas pautas y reglas de uso que no solamente aseguren que cualquier tipo de datos que se obtengan a través de los drones sea utilizado con fines positivos, sino que los accidentes, cada vez más comunes, causados por su mal uso tengan algún tipo de cobertura.

Aunque algunos especialistas consideran que estas medidas pueden llegar a ser un poco excesivas, ya que muchas de las empresas que comienzan a surgir en este negocio no tienen la capacidad económica para adquirir dichas pólizas.

España, por ejemplo, ya cuenta con 1.200 pilotos de drones certificados y autorizados y sin duda las regulaciones son necesarias a la hora de dar paso a estas prácticas.

Los drones son una tecnología emergente que va a reemplazar radicalmente la forma en la que las personas hacen ciertas actividades tales como prácticas agrícolas, el control de la minería ilegal, la forma eficiente para acabar con incendios.

A pesar de que estos artefactos pueden contribuir a diversas funciones, el grado de irresponsabilidad de quienes los usan podría hacer la diferencia en cuanto a los beneficios y una póliza de seguros adaptada a las necesidades de quienes controlan los drones podría representar un buen negocio.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta