• Categoría de la entrada:Prevención

Todo el mundo presenta un número variable de nevus o lunares en el cuerpo.

Dependiendo del número y forma de los lunares, del tipo de piel, y de la historia familiar, ciertas personas tienen un mayor riesgo de presentar un melanoma, una peca maligna que puede evolucionar hacia lcáncer,con metástasis e incluso la muerte, si no es diagnosticado a tiempo.

¿Qué personas tienen más riesgo de melanoma?

  • Las personas que hayan sufrido quemaduras por el sol durante la infancia y la adolescencia.
  • Aquellas con nevus de gran tamaño (los llamados gigantes) presentes desde el nacimiento.
  • Las personas de piel clara y ojos azules.
  • Los pacientes con familiares de primer grado que hayan tenido un melanoma.
  • Las que tienen un número elevado de nevus.
  • Las que presentan ciertos lunares de forma y tamaño determinados, conocidos como “nevus displásicos” o “nevus clínicamente atípicos”.

¿Cuándo acudir al dermatólogo?

En principio, las personas de piel clara, con muchos lunares, con historia de melanoma en un familiar próximo, y con nevus de forma y tamaño atípicos deben acudir por lo menos una vez en la vida al dermatólogo. Éste le indicará si es una persona de riesgo que deba seguir controles más o menos estrictos.

Sólo en algunas personas, dependiendo de sus nevus y su historia familiar, es obligado hacer un mapeado de todos los lunares de la piel mediante una técnica llamada microscopía digital de epiluminiscencia, que aumenta la sensibilidad para los controles y el diagnóstico precoz del melanoma. El dermatólogo debe indicar al paciente si es conveniente hacerse esta prueba.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta