Sea precavido: Mantenga los lunares bajo control

Todo el mundo presenta un número variable de nevus o lunares en el cuerpo.

Dependiendo del número y forma de los lunares, del tipo de piel, y de la historia familiar, ciertas personas tienen un mayor riesgo de presentar un melanoma, una peca maligna que puede evolucionar hacia lcáncer,con metástasis e incluso la muerte, si no es diagnosticado a tiempo.

¿Qué personas tienen más riesgo de melanoma?

  • Las personas que hayan sufrido quemaduras por el sol durante la infancia y la adolescencia.
  • Aquellas con nevus de gran tamaño (los llamados gigantes) presentes desde el nacimiento.
  • Las personas de piel clara y ojos azules.
  • Los pacientes con familiares de primer grado que hayan tenido un melanoma.
  • Las que tienen un número elevado de nevus.
  • Las que presentan ciertos lunares de forma y tamaño determinados, conocidos como “nevus displásicos” o “nevus clínicamente atípicos”.

¿Cuándo acudir al dermatólogo?

En principio, las personas de piel clara, con muchos lunares, con historia de melanoma en un familiar próximo, y con nevus de forma y tamaño atípicos deben acudir por lo menos una vez en la vida al dermatólogo. Éste le indicará si es una persona de riesgo que deba seguir controles más o menos estrictos.

Sólo en algunas personas, dependiendo de sus nevus y su historia familiar, es obligado hacer un mapeado de todos los lunares de la piel mediante una técnica llamada microscopía digital de epiluminiscencia, que aumenta la sensibilidad para los controles y el diagnóstico precoz del melanoma. El dermatólogo debe indicar al paciente si es conveniente hacerse esta prueba.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *