• Categoría de la entrada:Prevención
Es común que durante las festividades navideñas tanto niños y como adultos utilicen fuegos artificiales. Debemos recordar que son extremadamente peligrosos, como cualquier otro producto fabricado a base de pólvora, pues pueden provocar accidentes y quemaduras.

Si usted insiste en usar fuegos artificiales, es recomendable que tome algunas precauciones para evitar pasar un mal momento e incluso perder alguna extremidad.

Las quemaduras con los fuegos artificiales se producen por el efecto del calor, las explosiones y los productos químicos que contienen. Entre más elevada sea la temperatura y el tiempo de contacto, más profunda es la quemadura y aumenta el riesgo de complicaciones.

Síntomas
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Ámpulas o ampollas.
  • Dolor y ardor.
  • Hinchazón.
Prevención

La manera más efectiva de evitar una quemadura por fuegos artificiales es la prevención, por eso se recomienda evitar el contacto con objetos que contengan pólvora, ya sean cohetes, fuegos artificiales, luces de bengala, entre otros.

Tratamiento

Ante una quemadura por algún producto fabricado con pólvora, se sugiere:

  • Alejar a la persona afectada del objeto que le causó la quemadura.
  • Quitar la ropa si está pegada a la piel o si la quemadura es muy amplia.
  • Lavar la zona quemada con agua tibia y jabón neutro durante 20 minutos, pues contrario a lo que se piensa, el agua fría profundiza la quemadura. El agua elimina sustancias nocivas, disminuye el dolor y baja la hinchazón.
  • En las quemaduras de primer grado, se recomienda aplicar crema hidratante cada 3 horas, durante 4 días. Las molestias desaparecerán en menos de 6 días.
  • Las quemaduras de segundo y tercer grado deben ser valoradas por un médico.
  • Si la quemadura es extensa, se sugiere cubrir la zona con paños limpios y húmedos durante el traslado al hospital.
Riesgos

El estar en contacto con fuegos artificiales pone en peligro no sólo a quien lo manipula, sino también a quien está a su alrededor.

Las quemaduras menores o leves, generalmente no representan riesgos. Sin embargo, las grandes o profundas (de segundo o tercer grado) pueden provocar lesiones o problemas emocionales y físicos. En quemaduras más grades o profundas, la persona puede presentar infecciones, quedar desfigurada, con cicatrices y perder movilidad en una o varias partes del cuerpo.

Las quemaduras por fuegos artificiales pueden dejar marcas en la piel de por vida, cuídese y cuide a sus hijos. Procure no comprar, ni usar productos elaborados con pólvora. Ante una quemadura es muy importante acudir al médico a la brevedad.

 

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta