• Categoría de la entrada:Salud

Si trotar no es su fuerte a la hora de ejercitarse, no se preocupe, queme calorías caminando.

Es cierto, que el gasto energético caminando será menor que corriendo, pero siempre será mejor que no hacer nada.

Le damos cuatro trucos para quemar más calorías cuando salga a caminar.

1. Incluya intervalos rápidos

Para que se considere una actividad deportiva, hay que salir a caminar de un modo específico. Así que póngase las zapatillas. Tras un calentamiento de diez minutos caminando deberá incorporar intervalos más rápidos. El objetivo es caminar a un ritmo rápido pero sin llegar a trotar. Para ello, puede hacer 10 repeticiones en donde camine 1 minuto lento y dos rápido. Termine con 10 minutos de estiramiento.

2. Mayor implicación de todos los músculos

Para lograrlo puede incluir unas pesas en las manos o unas bandas elásticas con las que realice ejercicios de hombros y brazos mientras camina. Cuanto más activos estén los músculos, más calorías consumirá.

3. Camine sobre la arena

Si no vive en un sitio de playa, aproveche las vacaciones, si va a la costa, para caminar en la playa. Al caminar sobre la arena la parte seca de los pies se encuentra más inestable y se hunde, exigiendo mayor esfuerzo. Así, las piernas trabajan de un modo diferente, esforzándose más. El gasto de energía será mayor. Al igual que si decide caminar sobre la orilla del mar, ya que con la fuerza de las olas y la resistencia del agua le costará más.

4. Terrenos inclinados

Si quiere quemar más calorías apueste por los terrenos ascendentes. Esto le ayudará a tonificar y fortalecer las piernas. No hace falta que sean demasiado empinados. Si a ello le añades los cambios de ritmo el resultado será mejor.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta