• Categoría de la entrada:Prevención

Los robos de cuenta son principalmente causados por el phishing  o fraude electrónico.

El phishing es una técnica que utilizan los ladrones para obtener información personal, con el fin de causar daños. La técnica consiste en hacerle creer a la víctima que se encuentra en una página de confianza, con el objetivo de sacarle información personal.

En concreto, individuos deshonestos crean páginas que imitan los sitios oficiales de  determinadas empresas pero realmente no lo son.

Si entra en esa página el ladrón pedirá que se conecte,  cosa que hará al pensar que se trata de una página de confianza. En realidad, el ladrón ha recuperado el nombre de cuenta y la contraseña que ha escrito y tendrá acceso a su cuenta.

¿Cómo evitar caer en la trampa del phishing?

La mejor seguridad sigue siendo la prudencia y el recelo. Evitar hacer clic en los enlaces que no son seguros, o nos parecen sospechosos.

Cuando acceda a una página mediante un enlace, verifique la dirección URL de la página, visible en la barra de dirección de su navegador de Internet. Si la dirección le parece extraña, no corra el riesgo y cierre la página.

La mayoría de los sitios de phishing tiene incoherencias. Tienen muchas faltas de ortografía o el formato de la página no es correcto. Si el sitio contiene apenas unas páginas web o si anuncia propuestas extremadamente tentadoras, probablemente se trate de una trampa.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta