• Categoría de la entrada:Seguros

El sector de los seguros está adaptándose al nuevo escenario surgido por la evolución de la tecnología a través del insurtech.

Hace tiempo que los comparadores de seguros entraron en nuestras vida para quedarse, pasando a conventirse en el paso previo casi obligado antes de contratar cualquier póliza. Este nuevo, aunque ya no tanto, modelo de negocio es el germen de una industria que empieza a dar sus primeros pasos, el insurtech.

Este término surge de la combinación de  insurance (seguros) y technology (tecnología), una construcción que recuerda al ya más extendido movimiento fintech. Pero no es lo único que comparten. Como éste, el sector insurtech surge del proceso de adaptación de las compañías tradicionales de seguros al escenario tecnológico en el que nos movemos así como del nacimiento de startups que ofrecen servicios digitales alternativos o complementarios a los ya existentes.

Al final no es más que la respuesta de un sector que, como le ocurría al bancario hasta hace poco, se movía a paso de elefante y funcionaba igual que décadas atrás. Pero la tecnología ha cambiado el mundo y lo va seguir haciendo, y con ello modificando las necesidades de los usuarios. Estos ya no quieren asegurar sólo objetos sino también estilos de vida, sus demandas son muy diferentes en cada caso y hay que darles respuesta casi de manera personalizada ¡y a cualquier hora del día!; por no hablar de la irrupción de la economía colaborativa.

Pero ya no se trata solo del nuevo perfil del usuario o de sus demandas y necesidades, sino también de los cambios tecnológicos que se están produciendo en aquellos sectores con los que los seguros tienen una relación directa. Hablamos por ejemplo del automovilístico, y en particular de los carros sin conductor, cuya difusión traerá nuevas tesituras para las que habrá que ofrecer respuesta.

Además, al usuario de hoy no le interesa tanto acumular propiedades como experiencias. Estas normalmente son efímeras o duran poco tiempo por lo que no tiene mucho sentido contratar seguros que cubran o duren meses o años. Además, el insurtech  tendrá que dar respuesta a nuevas formas de hacer negocio como la ya nombrada economía colaborativa, caracterizada por hacer un uso más eficiente y sostenible de los recursos; con las inevitables consecuencias que esto tiene sobre el riesgo, reduciéndolo en algunos casos y generando nuevos.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta