• Categoría de la entrada:Salud

Buenas noticias en esta Navidad y Año Nuevo si es diabético.

Las personas con diabetes tipo 1 y 2 pueden consumir alcohol en cantidades moderadas siempre y cuando lleven un buen control de su glucosa sanguínea.

Según la American Diabetes Association la recomendación sobre cuánto beber para diabéticos es la misma que para cualquier otra persona:

  • No más de una copa al día en el caso de las mujeres.
  • No más de 2 copas al día en el caso de los hombres.

Una copa equivale a 12 oz de cerveza, 5 oz de vino, o 1 1/2 oz de bebida destilada (tequila, vodka, whisky o brandy).

Sin embargo, la licenciada en nutrición y educadora en diabetes de la Federación Mexicana de Diabetes, Nancy Ortiz Pizaña, asegura que cada caso es diferente.

Para algunas personas incluso una copa es demasiado y otras resisten un poco más si dejan pasar el suficiente tiempo entre cada una y consumen alimentos. Eso sí, algunos pacientes con complicaciones serias no pueden tomar ni siquiera una copa, así que es importante consultarlo con el médico.

Si decide brindar, tome estas precauciones:

Coma: no tome con el estómago vacío o cuando su glucosa esté baja. “Uno de los trabajos del hígado es producir glucosa cuando se necesita, pero cuando tomas alcohol, este órgano se ocupa de metabolizarlo y descuida la otra parte, lo que provoca una baja en la glucosa sanguínea”, explica la experta. Antes de aceptar la champaña del mesero consulte su monitor. Si tiene menos de 70 mg/dL, cuidado. Debe aplicar la regla de los 15:

Siga la regla de los 15: si al medir su glucosa tiene menos de 70 mg/dL, consuma 15 gramos de hidratos de carbono (como una fruta, medio vaso de jugo o medio vaso de refresco regular). Espere 15 minutos y vuelva a medir sus niveles. Si está por debajo de 100, otra vez ingiera 15g de hidratos de carbono, espere 15 minutos y vuelva a medirse. Siga haciéndolo hasta que sus niveles suban a 100mg/dL.

Vigílese: hay ciertos síntomas que delatan una disminución de los niveles de glucosa, como hambre, sudoración y escalofríos. Si tiene cualquiera de ellos durante la cena, mídalos y tome las acciones necesarias. Nunca presuponga que debe consumir más carbohidratos sin antes medirse.

Sin embargo, advierte Ortiz Pizaña, hay personas que no presentan síntomas de hipoglucemia aunque la tengan: “Una manera de asegurarte de que estás en control es medir tu glucosa a las dos horas de haber comido o bebido algo”, sugiere. Antes de irse a la cama, asegúrese de que esté entre 100 y 140 mg/dL.

Saboree su bebida: mientras brinda con sus seres queridos, tome lentamente y observe cómo va asimilando su cuerpo el alcohol. Según el sitio de promoción de la salud de la Brown University, en general, el hígado tarda una hora en procesar una onza de licor o una bebida estándar, aunque puede tardar hasta dos horas dependiendo de su complexión. Pida bebidas ligeras como la cerveza light (la artesanal tiene más alcohol) o vino con agua mineral y cubos de hielo. Si quiere mezclar, use refresco sin calorías, agua o soda. Después de dos horas, revise sus niveles y si están bien, quizá pueda tomar otra copa, siempre acompañada de comida.

Si usa insulina: sea especialmente cuidadoso en sus mediciones. Hay medicamentos como la sulfonilurea y la meglitinida que estimulan el páncreas para producir más insulina y que, combinados con copas de más, le ponen en riesgo de una emergencia médica. “Los fármacos ayudan al control del azúcar en sangre. Esto aunado al efecto de reducción de la glucosa que tiene el alcohol puede provocar hipoglucemia severa si no se tiene un control adecuado de los niveles”, señala la experta.

No compense: quizá pase por su cabeza que como ya hs tomado debería comer menos. No lo haga a menos que haya combinado el alcohol con bebidas muy dulces como jugo de frutas o refresco con calorías.

No haga ejercicio antes de la fiesta: ¿es raro que alguien le aconseje no entrenar, verdad? Pues en este caso la indicación sí aplica. La actividad física reduce sus niveles de azúcar, lo cual está bien, pero no el mismo día del brindis. “Entre más intenso sea el ejercicio, más se reducirá la glucosa en sangre. Así que si vas a hacer mucho el día de la reunión, es preferible que vayas al gimnasio por la mañana. Si solo saliste a caminar, no debes preocuparte”, dice la educadora en nutrición.

Lleve contigo un snack: sobre todo si va a una fiesta donde no habrá comida, no puede olvidar sus tabletas de glucosa o snacks de carbohidratos.

Porte su placa de diabético: como los síntomas de la hipoglucemia son somnolencia, mareo y desorientación, sus amigos, colegas o familiares pueden confundirlos con una borrachera. Es importante que sepan que tiene diabetes y uss insulina en caso de emergencia.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta