¿Profesión de riesgo? Contrate un seguro

Contratar un seguro de vida es para muchas  personas la solución ideal para tener la tranquilidad de qué pasará con sus seres queridos el día que ellos falten.

El fallecimiento puede provocar problemas económicos a la familia debido, cuando la persona es la fuente de ingresos principal o la única.

A los gastos del sepelio se unen las deudas por los préstamos, los gastos de subsistencia, la hipoteca o los estudios de los hijos, entre otros.

Este instrumento es mucho más valiso cuando el asegurado ejerce una profesión de riesgo, como policía o bombrero

Los profesionales cuya labor pone en riesgo su vida o integridad tienen, en muchas ocasiones, una mayor necesidad de contratar un seguro de vida para cubrir sus responsabilidades si les ocurre algo, debido a que la probabilidad de que esto suceda es mayor.

De este modo, ante la falta de los ingresos del tomador su familia se ve compensada y se evitan las dificultades económicas.

Es por ello que las aseguradoras ponen a su disposición pólizas específicas de protección, que en ocasiones suponen una prima mayor que si tuvieran otra ocupación laboral.

Las compañías analizan distintos factores para determinar si emiten la póliza y, de hacerlo, qué prima se deberá pagar por su cobertura. La edad y el capital asegurado, entre otros datos, son tenidos en cuenta por la compañía para fijar el monto anual, así como la realización de pruebas médicas que estiman el estado de salud del asegurado.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *