• Categoría de la entrada:Prevención

El baño es uno de los lugares del hogar en donde se pasa más tiempo. Y es en este sitio en donde se producen los accidentes más graves, siendo más propensos a los mismos los niños y los adultos mayores.

Si bien las caídas y resbalones son los accidentes más comunes en los baños, los percances con electricidad también son usuales. Estos pueden causar desde pequeñas lesiones a secuelas irreversibles.

La principal medida que hay que tomar en cuenta para poder auxiliar a una persona que tenga un accidente en el baño, es que la puerta siempre debe poder abrirse de ambos lados, es decir, desde adentro y desde afuera, para que se pueda ingresar al mismo con rapidez.

Además una buena iluminación es fundamental en el baño para tener una buena visión de todo el espacio, realizada por un electricista calificado, que no deje tomas mal conectadas ni cables sin proteger adecuadamente.

Evitar accidentes relacionados con la electricidad

• Hay una zona de mayor peligrosidad dentro del baño en donde se encuentra prohibido instalar enchufes, interruptores o aparatos de iluminación, que es la que se encuentra desde los límites la bañera o la ducha hacia adentro.
• No colocar radios, afeitadoras eléctricas, secadores de cabello y en general cualquier aparato eléctrico cerca de la zona de la ducha o bañera, ya que si los mismos se caen en el momento del baño, pueden causar accidentes fatales.
• Bajo ninguna circunstancia tomar algún tipo de aparato eléctrico descalzo o con el cuerpo húmedo. Hay que desconectarlos cuando ya no se usen y el enchufe debe poseer siempre una toma a tierra.

Evitar golpes y caídas

• Colocar alfombras de goma a la salida de la bañera o ducha para evitar resbalones.
• Usar aplicaciones o instalar baldosas antideslizantes en el piso de la ducha.
• Si la ducha o bañera está separada del baño por una estructura de vidrio, comprobar que el mismo sea a prueba de golpes.

Evitar accidentes con bebés, niños y adultos mayores

• Nunca dejar medicamentos, perfumes o líquidos limpiadores dentro del baño y al alcance de los más pequeños. Los champús ubicarlos en un lugar elevado igual que las máquinas de afeitar, y todo elemento que pueda causar daño.
• Nunca dejar a los niños solos y menos aún durante la hora del baño.
• Colocar una rejilla o filtro sobre el desague para evitar que meta los dedos dentro u objetos que se puedan atascar.
• Comprobar siempre la temperatura del agua antes de que se mojen, cada vez que se abra la llave, ya que la temperatura inicial puede haber variado y si está muy caliente, producir quemaduras.
• Si es posible, colocar un soporte o adaptador en el inodoro, para que el niño use cada vez que necesite ir al baño y de esa manera pueda hacer sus necesidades sin temor a caerse.
• Colocar una barra en la ducha para que el adulto mayor pueda sujetarse al enjabonarse.
• Evitar la colocación de alfombras de tela o que deslicen y puedan ocasionar resbalones.
• Si el adulto mayor usa bastón, andadera o silla de ruedas, verificar que haya suficiente espacio en el baño para que realice las maniobras necesarias con esos implementos.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta