Prevenir el secuestro express

El secuestro express no es un delito que aqueja solo a las personas pudientes.

El perfil de las víctimas es de hombres y mujeres de mediana edad, que por lo general van solos y nunca oponen resistencia.

Las organizaciones delictivas carecen de la logística necesaria para mantener más de 48 horas secuestrada a una persona. La premura los obliga a transar por cantidades relativamente pequeñas. lo que depende de la disponibilidad económica de la víctima y sus familiares.

Usualmente un secuestro tradicional es bien planificado: hay una estrategia de los delincuentes, labor de inteligencia, organización, logistica, etcétera. El secuestro express no es así: 2 ó 3 individuos se ponen de acuerdo para salir a la calle a buscar a su víctima. Simplemente se dicen: «Bueno, nosotros hoy vamos a salir a secuestrar a alguien para conseguir dinero».

Luego, estudian donde van a ir. Buscan a sus víctimas en las gasolineras, estacionamientos de centros comerciales o personas saliendo de un local, oficina o residencia. El 90 por ciento de los secuestros express ocurre en horas de la mañana y las víctima preferidas son mujeres. 90% una mujer sola en un carro, 70% dos mujeres solas, 50% un hombre y una mujer y menos del 50%: dos hombres en un carro.

A los delincuentes no les interesa hacer daño en un secuestro express, ni tener mayores complicaciones, sólo buscan obtener dinero en efectivo de una manera rápida y segura para ellos.

Estudios policiales revelan que lo primero que tiene que comprender la gente, es que el Estado no está en condiciones , ni a corto ni mediano plazo, de dar una respuesta a la inseguridad.

No queda más remedio que ser proactivo, empezar por protegerse uno mismo. Estar atento cuando salimos a la calle, especialmente cuando abordamos nuestro vehículo, vamos a estacionar o llegar a la casa. Estar pendiente si alguién nos sigue; no dar directa o indirectamente información de bienes por las redes sociales, no alardear del poder adquisitivo, hacerle mucho caso a nuestra intuición e instintos.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *