• Categoría de la entrada:Prevención

Para evitar daños causados por el agua en su hogar es recomendable:

  1. Para un eficaz mantenimiento de las tuberías no usar productos abrasivos y dejar correr el agua, mejor caliente, durante unos minutos una vez a la semana.
  2. Desatascar los desagües a los primeros síntomas de obstrucción.
  3. Ventilar la vivienda a primeras horas de la mañana para evitar problemas de condensación.
  4. Proteger con filtros los sumideros del lavabo y bañera. No utilizar el inodoro como cubo de basuras, depositando en él restos de comida, cartones, colillas…
  5. Instalar un filtro en el sumidero del fregadero y no deje en éste platos u otros recipientes con restos de comidas.
  6. Revisar periódicamente las juntas del alicatado del cuarto de baño. Si no son estancas, aplicar silicona, que evitará humedades.
  7. No dejar que la cisterna pierda agua y cuidar que el nivel de ésta no suba hasta el rebosadero. Sustituir las juntas necesarias o la válvula de flotador si fuese necesario.
  8. Limpiar periódicamente el bote sifónico
  9. Fijar correctamente los sanitarios al suelo o paredes ya que el movimiento de los suelos mismos puede producir desajustes que son causas de fugas e incluso de rotura de latiguillos.
  10. Si un grifo gotea, aunque sea muy poco, arreglarlo inmediatamente ya que puede derivar en una avería más importante. No dejar nunca los grifos abiertos sin estar presente.
  11. Si hay corte de agua, asegurarse de que están todos los grifos cerrados.
  12. Cerrar siempre la llave general de paso cuando se vaya a ausentar de casa durante un período de tiempo.
  13. Cerrar la llave general de paso siempre que detecte una avería.
  14. Repasar periódicamente las juntas de la instalación de la lavadora y del lavavajillas, así como sus desagües. Limpiar los filtros y cambiar las gomas de abastecimiento correspondientes.
  15. No dejar en funcionamiento la lavadora o lavavajillas cuando no haya nadie en casa o por la noche.
  16. No vaciar la instalación de la calefacción aunque permanezca fuera de servicio, salvo para efectuar reparaciones.
  17. Purgar los radiadores antes de encender la calefacción.
  18. Antes de las vacaciones, cerrar la llave general de paso, vaciar todas las conducciones y cerrar todos los grifos.
  19. No olvidar dejar una llave del piso a una persona de confianza por si hubiera necesidad de entrar en la vivienda ante una avería propia, de otro piso o que afecte a la instalación general.
  20. En zonas frías es recomendable, especialmente por las noches, vaciar las tuberías y mangueras y cerrar la llave general de paso para evitar que el agua que está en ellas se congele.

Qué hacer ante un derrame de agua

  • Si se produce un derrame por un grifo abierto, después de cerrarlo, recoger inmediatamente el agua utilizando tejidos de gran absorción (toallas, paños de cocina), para evitar filtraciones.
  • Si el derrame se ha producido por la rotura de alguna tubería, cerrar la llave general de paso, recoger el agua y avisar rápidamente a un fontanero.
  • Si la fuga de agua se produce en el piso inferior (generalmente se debe a la rotura del propio bote sifónico), cerrar la llave de paso y no utilizar la instalación hasta que se haya reparado.
  • Si la fuga proviene del piso superior, comuníquelo inmediatamente para que se interrumpa el flujo de agua. Reclamar la reparación de los daños causados.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta