• Categoría de la entrada:Prevención

Las cifras de muertes de niños en EEUU en el interior de carros estacionados cuando los padres o responsables les han dejado solos, son impresionantes.

La Cruz Roja estadounidense y General Motors creen que en los últimos 8 años han muerto más de 350 niños así en EEUU debido al calor.

En nuestro país además es importante tener en cuenta el alto índice de inseguridad. En un descuido su hijo puede ser secuestrado por personas inescrupulosas. Además se corre el riesgo de que el niño poga el auto en marcha o le quite el freno de mano.

Incluso bajando las ventanas, un carro puede convertirse en un horno. Está demostrado que la temperatura del interior asciende más rápido que en el exterior debido a un efecto invernadero.

Incluso el típico “un minuto ya vengo”, con el niño dentro del carro, puede ser fatal. Para que fuese medianamente seguro, habría que dejar puesto el aire acondicionado, y eso implica que esté el motor encendido, lo que no es nada seguro de por sí. Cualquier persona puede acercarse y llevarse a su hijo con él.

Lo más racional y responsable es bajar al niño del coche cada vez que nosotros lo hagamos, aunque sean sólo 5 minutos. La misma regla rige para los ancianos y personas discapacitadas que no tengan la posibilidad de movilizarse fácilmente.

Los siguientes pasos se deberían realizar sistemáticamente siempre que tengamos niños en el carro:

* Al bajar asegúrese siempre que no quedan pasajeros dentro. Las mascotas están incluídas.
* Los niños durmiendo no deben dejarse solos, despiértelos.
* Cierre el carro y la maleta, y asegúrese. A veces un automóvil no cierra por tener una puerta medio abierta.
* No pierda de vista las llaves.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta