• Categoría de la entrada:Prevención

Si es usted de los que camina distraído por la calle le tenemos algunas recomendaciones para evitar ser víctima del hampa.

Ser consciente de la seguridad no significa ser miedoso, paranoico o temeroso de salir de casa. Al contrario, el conocimiento y las habilidades de precaución construyen un sentimiento de control que es esencial para preservar la vida y los bienes.

Es necesario que se utilice la inteligencia de supervivencia y la observación del medio ya las situaciones inseguras pueden prevenirse.

No haga alarde de su situación económica para no pecar de ostentoso, tampoco brinde información de sus actividades financieras a nadie y evite caer en la rutina, tal es el caso de frecuentar los mismos cajeros automáticos, mercados y bancos.

Otra precaución que lo aleja de los delincuentes es procurar ir por donde más gente camina, evitando calles y avenidas desoladas, sobre todo los días domingos que no hay mucho tránsito peatonal y vehicular.

Tenga en cuenta que si retorna en su vehículo a casa, debe fijar su atención en los retrovisores y hacia adelante que no haya extraños cerca de la puerta, u otros carros estacionados cerca de su residencia, solo así evitará que le roben el automóvil o se introduzcan a su domicilio a someter a la familia.

Una de las medidas de prevención es estar muy pendiente de la aproximación de motorizados y de vehículos que le despiertan sospecha, porque le dará oportunidad de reaccionar si vienen a atacarlo. Nunca camine distraído por la calle y siempre manténgase listo para cruzar al lado contrario de la vía o entrar a alguna tienda o casa.

Lleve en sus bolsillos sólo lo indispensable, si es posible use tarjetas y no dinero en efectivo. La tarjeta la puede llevar escondida en algún lugar de su pantalón.

Ahora con el auge de los teléfonos inteligentes las personas no tienen precaución y hablan con esos costosos equipos en cualquier lugar, sin reparar el peligro que representa exponerlos a la vista de antisociales.

La recomendación es que no luzca en la calle el celular, ni lo utilice dentro del automóvil si va de pasajero porque lo delatará la luz de la pantalla, a menos que suba los vidrios y esté pendiente a los lados por si un motorizado lo sigue para arrebatárselo.

Cuando observe las vidrieras de las tiendas trate de utilizarlas como espejos para que detecte lo que ocurre a sus espaldas.

No permanezca absorto frente a una exhibición, es preferible que ingrese al negocio y pida que le muestren lo que nos llamó la atención.

En el caso de las damas, deben ser lo más discretas posible con el uso de joyas y prendas de vestir que realcen su imagen de persona adinerada ya que esta es de gran atractivo para delincuentes en busca de objetos de valor. Es preferible que pase inadvertida.

Estar atentos a los empujones y las aglomeraciones sorpresivas. Esto ayuda a que la víctima no sea rodeada por tres o más personas que simulan sufrir empujones, y en la confusión cometen el robo.

En estos casos es importante no reaccionar violentamente, sino en forma serena e inteligente. Su vida es más importante.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta