• Categoría de la entrada:Salud

Un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología en Israel (Technion) han creado nanorobots nadadores que se insertarían en el flujo sanguíneo de las personas para detectar células de cáncer.

Basados en la nanotecnología, estos nanorobots fueron fabricados de fibra de seda, polímeros y nanocables magnéticos, que una vez introducidos en el flujo sanguíneo, aplicarían un campo magnético oscilante para propulsarse a través del cuerpo humano.

Los científicos aseguran que puede controlar el movimientos de los nanobots, indicándoles a qué órgano tienen que llegar tras su introducción. Al no contar con pequeños motores, se dejaría espacio para que lleven medicinas que podrían administrar directamente a los órganos o atacar a células cancerígenas.

Los creadores consideran que con esta tecnología se podría reducir el número de cirugías invasivas y peligrosas para los pacientes. Por el momento no se han realizado pruebas, pero los involucrados esperan que pronto se de comienzo a la pruebas en pacientes humanos.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta