• Categoría de la entrada:Prevención

La escuela es el segundo hogar. Muchas veces nuestros hijos pasan más tiempo en ella que en la propia casa. Por tal motivo debe ser un lugar seguro, donde se tomen las medidas necesarias para prevenir accidentes.

Los niños están en la escuela bajo el cuidado de los maestros, pero como es un grupo numeroso, hay momentos en que se hace difícil estar pendiente de lo que hacen todos.

Algunas medidas básicas minimizan los riesgos de tener accidentes en la escuela. Los accidentes en el colegio se producen en:

    • Los recreos.
    • La clase de educación física
    • Aulas, talleres y laboratorios.
    • Los baños.
    • Durante la entrada y salida de la escuela.

Lugares más peligrosos de la escuela:

Las escaleras: es allí donde frecuentemente ocurren accidentes, debido a la tendencia natural que tienen los niños a subir y bajar corriendo, colgarse las barandas de protección, o a jugar en ellas.

Los tomacorrientes: igual que en el hogar, a los niños les llama la atención los tomacorrientes. Al tocarlos con la mano o al introducir en ellos objetos metálicos, pueden electrocutarse o provocar un corto circuito.

Los árboles: a los niños les gusta subirse en los árboles para bajar frutas o simplemente por trepar. Pero, a veces, al intentar bajarse, se pueden resbalar y caer, sufriendo fracturas o golpes fuertes. Otras veces, tiran piedras a los animales que están en los árboles, o a algunas frutas, y estas piedras pueden golpearlos a ellos mismos o a sus compañeros.

Las cercas: algunas escuelas están protegidas con cercas y como a los niños les gusta trepar, tienden a utilizarlas como zona de juego. El treparse en la cercas puede ser motivo de accidentes, si el niño cae puede sufrir golpes severos y fracturas, y si queda enganchado en ellas puede causarse cortes y raspones de consideración.

El patio y pasillos: en este lugar los estudiantes corren y a veces no ven hacia dónde lo hacen, chocando contra paredes, columnas u otros niños, provocando lesiones, que pueden ser leves o graves.

Cómo evitar accidentes en la escuela:

    • No correr dentro del aula o pasillos.
    • No empujar a sus compañeros, sobre todo cerca de las escaleras.
    • Evitar los juegos violentos.
    • No llevar fósforos o encendedores a las escuelas.
    • No llevar navajas para sacar punta a los lápices.
    • No subir o bajar las escaleras corriendo, o de a dos o más escalones.
    • No leer mientras se camina o cuando se suben o bajan las escaleras.
    • No pararse sobre los pupitres, sillas o escritorios.
    • No abrir las puertas bruscamente.
    • Evitar salir corriendo de la escuela hacia el estacionamiento o la calle.
    • No tirarse el borrador u otros objetos.
    • No utilizar cúters o exactos sin el debido asesoramiento.

Recomendaciones para hacer las zonas escolares más seguras:

    • Revisar periódicamente las instalaciones y señalar con letreros los lugares peligrosos, tomando las precauciones necesarias.
    • No dejar al alcance de los niños objetos peligrosos como piedras, tijeras, cuchillos, destornilladores.
    • Revisar frecuentemente las instalaciones eléctricas.
    • Realizar los trabajos de mantenimiento de la escuela en época de vacaciones,
    • Fijar los pizarrones o estantes a las paredes.
    • Mantener en un lugar seguro los instrumentos de laboratorio.

 

 

 

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta