• Categoría de la entrada:Seguros

Un año más, MARSH ha elaborado un mapa mundial de riesgos que incluye una visión general del nivel de riesgo de cada uno de los 170 países analizados, valorados en función de tres categorías: riesgo político, riesgo macroeconómico y riesgo operacional.

El documento, realizado en colaboración con Business Monitor International (BMI), incluye los siete principales “riesgos que tendrán que tener en cuenta los inversores a lo largo del año” entre ellos, el ‘bróker’ sitúa “los ciberataques patrocinados por los estados” y a “los medios sociales”, que se unen a “la caída de los precios del petróleo”; “la divergencia entre las economías emergentes que representan fuertes oportunidades de inversión en comparación con aquellas que no lo hacen”; “la violencia política más allá de Oriente Medio y Norte de África”; “los movimientos separatistas y autonómicos” y “un posible conflicto global”.

En el caso de los “medios sociales”, los autores del informe señalan que las redes sociales se están convirtiendo en una herramienta vital para los disidentes (como se pudo ver en la llamada ‘Primavera Árabe) pero que, de igual forma, también es utilizada por regímenes totalitarios. A modo de ejemplo, se recuerda que países como China, Irán, Turquía y otros países tienen medidas para restringir el acceso a determinadas web y medios sociales, algo que podría extenderse en 2015.

En cuanto a los ciberataques, aunque el informe destaca que las mayores amenazas informáticas para empresas y gobiernos siguen siendo realizadas por ciberactivistas y hackers, es cierto que también hay empresas y gobiernos que han sido víctimas de ciberataques durante los últimos años promovidos y patrocinados supuestamente por algunos estados, aunque es difícil atribuirlos con rotundidad a estos gobiernos.  Queda por ver, apunta el informe, si la “guerra cibernética” se va a convertir en “una táctica preferida por los gobiernos que participan en conflictos con otros países”; sin embargo, hasta ahora, no ha habido, a gran escala, “la infraestructura de un país – por ejemplo, una red eléctrica de una zona urbana o redes financieras – como resultado de un ataque confirmado por otro gobierno”.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Cerrar menú