• Categoría de la entrada:Prevención

Los riesgos varían según la edad de los niños.

Un estudio de varias aseguradoras españolas ha determinado que estos son los riesgos más comunes:

DE 0-4 AÑOS: los niños son esencialmente exploradores.

Los accidentes ocurren fundamentalmente en el hogar, en la cocina y en el baño en más de la mitad de los casos. La lesión más frecuente es la caída y la parte del cuerpo más afectada es la cabeza.

En este grupo de edad los casos graves y mortales se producen por quemaduras y ahogamientos.

El 90% de los accidentes no dejan secuela alguna, y solo un 5% producen incapacidad funcional o cicatrices. En más del 40% de los casos, la compañía predominante en el momento del accidente son sus padres. Sólo en el 6,5% el niño o la niña se encuentran solos.

DE 5-9 AÑOS:

A esta edad son muy atrevidos y con escasas habilidades e información sobre los riesgos a los que están expuestos.

A esta edad se deben de establecer normas de convivencia y disciplina, además de trasmitirles conocimientos sobre educación vial, y sobre la práctica correcta de actividades de ocio y deportes.

Los accidentes se producen fundamentalmente durante el juego en los espacios de ocio, zonas de juego y recreo en el ámbito escolar,  el parque o la calle. Igual que la anterior etapa las lesiones más frecuentes son los traumatismos y las heridas.

La compañía más habitual suele ser la del grupo de iguales.

DE 10-14 AÑOS:

En esta fase creen saberlo todo y no tienen miedo a nada, en este momento es muy importante el papel de los educadores en la prevención del desarrollo de futuras conductas de riesgo y comportamientos peligrosos, como consumo de drogas o sexualidad sin protección.

Se accidentan más en la calle, en la escuela o haciendo deporte, y son de nuevo los traumatismos y las heridas las lesiones más frecuentes y los amigos los acompañantes más asiduos.
 

 

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta