• Categoría de la entrada:Salud

Son múltiples los beneficios que ofrece el consumo de esta deliciosa fruta cremosa.

El aguacate es un fruto con una carne verde y mantecosa y considerado como uno de los más completos y saludables, por lo que deben incorporarse a prácticamente cualquier dieta, a no ser que un especialista diga lo contrario.

En primer lugar, el aguacate es bueno para el corazón. Este fruto contiene unos 25 miligramos por onza (1 onza = 28,35 gramos) de beta-sitosterol, una sustancia que ayuda a mantener un nivel saludable de colesterol.

El aguacate también es un buen aliado para la vista, ya que contienen luteína y zeaxatina, dos fitoquímicos esenciales para la salud ocular. Ambos compuestos trabajan como antioxidantes en el ojo y pueden minimizar el daño y reducir el riesgo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad.

Esta fruta cremosa, según diversos estudios, también previene la osteoporosis, gracias a la vitamina K, muy importante para mantener los huesos sanos: mejora su salud mediante al aumento de la absorción de calcio y la reducción de excreción urinaria del mismo.

El aguacate, la remolacha, las naranjas o las espinacas aportan una gran cantidad de ácido fólico, sustancias que se han demostrado eficaces en la protección contra el cáncer de colon, de estómago o de páncreas. Este ácido es un elemento clave para las mujeres embarazadas, ya que su consumo adecuado protege contra los defectos del tubo neutral y de aborto espontáneo.

El ácido fólico es muy valioso. Los alimentos con un contenido elevado de esta sustancia llevan un menor riesgo de sufrir depresión, esto sucede porque el folato previene el exceso de homocisteina, que puede interferir con la producción de hormonas del bienestar como la dopamina o la serotonina, que regulan el estado de ánimo, el apetito y el sueño. Gracias al ácido fólico nuestro cuerpo está más protegido de ese exceso de homocisteína y, por tanto, nos aleja de la depresión.

Por último, el aguacate como ayuda para desintoxicar el organismo. Gracias a la fibra natural que promueve la regularidad, el aguacate nos ayuda a la excreción diaria de toxinas a través de la bilis y las heces.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta