• Categoría de la entrada:Seguros

Los precios de reaseguro global seguirán bajo presión en 2015 dadas las continuas presiones del capital alternativo y la falta de un evento siniestral en los últimos años con efecto de cambiar la tendencia en las tarifas.

Así lo pone de manifiesto el último informe sectorial de A.M. Best, en el que constata que los precios en las renovaciones de enero y abril siguieron disminuyendo a tasas de dobles dígitos.

La agencia analiza en su informe 18 reaseguradoras cotizadas en bolsa (incluyendo las cuatro más grandes de Europa), observando que los precios de sus acciones cerraron el primer trimestre del año “muy por encima del mercado en general”, gracias al continuado entorno de siniestralidad benigna y el sólido desempeño de los cuatro grupos europeos. Del total de reaseguradoras internacionales analizadas, solo una tuvo un comportamiento negativo durante el trimestre de 2015, y solo tuvieron pero evolución que el mercado.

El precio de los títulos de las compañías del sector subió una media del 8,3% frente a un rendimiento del mercado del 0,4%, marcado por el aumento de la volatilidad y la especulación constante de que la Reserva Federal comenzará a aumentar los tipos de interés.

El trabajo de la agencia pone de relieve la evidente presión en 204 sobre los precios para los negocios con exposiciones a catástrofes, que continúan en 2015. Recuerda que el pasado año se emitieron 8.800 millones de dólares en bonos de catástrofes, lo que supuso un crecimiento del 15% respecto a 2013, y en lo va del presente año se han colocado ya en el mercado otros 4.000 millones.

“Dado el actual entorno de mercado, se espera que los precios tanto del reaseguro como de la retrocesión permanezcan bajo presión de cara al futuro”, reitera. Por otro lado, destaca que las compañías siguen ejecutando sus planes de recompra de acciones, puesto que sus posiciones de capital siguen siendo “muy fuertes”. “Aunque la mayoría sigue siendo selectiva en la suscripción ante la falta de un precio atractivo en algunas líneas de negocio, se espera que 2015 será un año de desafíos para las reaseguradoras, dadas las continuas caídas en los precios”, concluye.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta