• Categoría de la entrada:Prevención

En los países industrializados, los accidentes en el hogar son  la principal causa de muerte infantil.

Estos accidentes representan 40% del total de muertes en niños de  1 a 14 años de edad.  Pero éstos tienen una característica particular, el 90% pueden prevenirse.

Con medidas apropiadas y sencillas, podrá hacer de su casa un lugar seguro y libre de peligros.

Estos son los nueve accidentes más comunes, y algunas medidas de prevención para evitarlos:

  • Asfixia por objetos.  Se puede prevenir evitando dejar objetos pequeños regados. Mantener el orden y la buena organización en las habitaciones son un punto clave, además de no ponerle a los niños ropas inadecuadas, por ejemplo bufandas o ropa demasiado holgada.
  • Intoxicaciones. Para evitarlas, es necesario cuidar los detalles. Tener los medicamentos y limpiadores fuera del alcance de los niños, debidamente etiquetados y en sus envases originales. Siempre guardar las cosas en su lugar.
  • Alergias. Además del tratamiento adecuado, evite animales, flores, plantas y otros causantes de las reacciones alérgicas.
  • Quemaduras. Coloque protectores alrededor de los objetos calientes. De preferencia utilice guantes y evite que los mangos del las ollas y sartenes sobresalgan de la cocina.
  • Electrocuciones. Procura no cambiar un fusible sin haberlo desconectado primero.  Evite cualquier tipo de aparato eléctrico en el baño, utilice protectores y enchufes giratorios como protección para niños.
  • Lesiones por armas de fuego. Lo ideal es no tenerlas en casa. En caso de tenerlas, la solución más sencilla es guardarlas bajo llave.
  • Caídas.  Si bien son más difíciles de prevenir, hay que tener cuidado porque pueden causar fracturas o lesiones dolorosas. Se pueden prevenir con pisos limpios, no resbalosos de grasa o aceite, procurando colocar alfombras fijas en espacios claves. También suceden cuando se utilizan objetos inadecuados para alcanzar algo, como sillas. Use una escalera adecuada, manteniéndola fuera del alcance de los niños. Asegure gavetas y cuide los espacios peligrosos con puertas de seguridad.
  • Cortadas por objetos punzocortantes. Mantenga los objetos que considere filosos a una altura determinada para que los niños  pequeños no los alcancen.
  • Incendios. Tenga una ventilación adecuada en las habitaciones donde se encuentren los calentadores. No utilice aparatos en mal estado, ni intentar arreglarlos si no sabe cómo. Tampoco es recomendable fumar en cualquier lugar de la casa, y mucho menos en la cama. Se debe buscar un espacio ventilado.

Estas sencillas medidas pueden evitar muchos accidentes. También es bueno, como medida de prevención y en caso de emergencia, conocer primeros auxilios para ayudar a la familia, y en caso de una eventualidad, consultar a un especialista.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta