• Categoría de la entrada:Salud

Las mañanas no son para todo el mundo.

Si es de esas personas a las que le cuesta levantarse por la mañana y rendir, no se preocupes: le damos algunos consejos que puede seguir para aprender a aprovechar mejor esas mañanas difíciles.

Lo principal es seguir una rutina en la cual se acueste temprano para descansar lo suficiente, según publica el portal El Comercio. Lo mejor es que no se desvele viendo la televisión o leyendo un libro que le guste mucho, porque solo conseguirá distraerse y que no le venza el sueño.

Si es de aquellas personas que apagan el despertador y siguen durmiendo, haga que eso sea un reto. Ponga el despertador lejos de su alcance para obligarse a levantarse para apagarlo. De esta forma ya se habrá despejado. Puede que no sea lo más agradable por las mañanas, pero sí lo más útil.

Lo primero que tiene que hacer una vez se ha levantado es darse una buena ducha para despejarse por completo. Muchas veces ocurre que nos levantamos de la cama pero no estamos completamente despiertos todavía, y se nos siguen cayendo los ojos de sueño. Esto se arregla con una ducha.

También, si esto no es suficiente, es recomendable que antes de meterse en la ducha haga una pequeña tabla de ejercicios. Esto le ayudará a despejarse y su cuerpo se lo agradecerá.

Por último, lo más recomendable para empezar un día con energía es un buen desayuno. Intenta que este incluya proteínas, como huevos, yogur o un batido.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta