• Categoría de la entrada:Seguros

Las Primas de Seguro de Vida en Latinoamérica y Caribe crecieron en 2013 el 12%, hasta los 80 000 millones de USD, por debajo del 18% de 2012 pero en línea con la tendencia a largo plazo. El conjunto formado por Brasil, Chile, México y Argentina constituye el 90% del mercado de seguro de Vida de la región, y todos estos países registraron un crecimiento de primas más débil que en el año anterior. En Brasil, el fuerte crecimiento de las primas en los ramos de seguro tradicionales compensó una caída en el seguro de vida colectivo redimible, VGBL (Vida Gerador de Benefícios Livres). Como resultado, las primas de Vida continuaron registrando un fuerte crecimiento de alrededor del 15% en 2013 (2012: +22%) a pesar de la desaceleración de la economía. El titubeante crecimiento económico se tradujo, sin embargo, en un pobre resultado en Chile y México, donde el crecimiento de las primas se redujo al 3% y 7%, respectivamente, desde el 19% y el 9% en 2012. En contraste, el crecimiento de las primas se aceleró en Colombia, Panamá y Perú, reflejando el sólido crecimiento económico.

DEBILIDAD DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO

Es probable que las condiciones de crédito más restrictivas, la desaceleración del crecimiento económico y el aumento de la inflación y el desempleo en algunos países afecten a los productos de pensiones y ahorro en 2014, particularmente en Brasil, afirma el informe de SWISS RE. Además, explica que los marcos regulatorios están siendo actualizados en varios países, lo que puede actuar como una limitación en el lado de la oferta a corto plazo. Brasil y Chile están implantando marcos de capital basado en riesgo (CBR) y han solicitado la equivalencia con Solvencia II. Por su parte, México está realizando actualmente estudios de impacto cuantitativo (QIS, por sus siglas en inglés) pra una regulación inspirada en Solvencia II que entrará en vigor en abril de 2015. No obstante, apunta el estudio que se espera que los mercados de Vida de la región crezcan fuertemente en 2014 empujados por un repunte en México y un crecimiento estable en otras partes. El potencial de recuperación y la mayor asequibilidad de la cobertura de Vida, ambos debidos a la mejora de la distribución y al aumento del poder de compra, deberían continuar sosteniendo la demanda a largo plazo, augura la reaseguradora.

CRECE NO VIDA

Las primas de seguro de No Vida crecieron en la zona un 7,2% en 2013, hasta los 103.000 millones, a pesar del enfriamiento de la economía. El crecimiento aumentó en Brasil, México y Argentina, y se ralentizó en Chile, Colombia y Venezuela. En Brasil, los incentivos fiscales para la compra de nuevos vehículos continuaron impulsando las primas del seguro de automóvil. En contraste, la subida de impuestos y la deprimida confianza del consumidor fueronmotivos fundamentales para el lento crecimiento de este mercado en México. Chile y Colombia también experimentaron un débil crecimiento en los ramos de automotor y daños, reflejando la lentitud del crecimiento económico y un aumento de la competencia. En Chile, las elevadas tarifas tras el terremoto de 2010 atrajeron capacidad adicional al seguro de daños, lo que ha sentado las bases para el débil mercado actual. En Colombia, la retirada de las restricciones a las compañías de seguro «extranjeras» para realizar negocios transfronterizos en determinados ramos de negocio de No Vida (p. ej., marítimo, aviación comercial internacional) aumentó la competencia. Mientras tanto, las primas crecieron el 9,8% en Argentina y permanecieron estabilizadas (-0,1%) en Venezuela en medio de una elevada inflación, matiza el informe. Se prevé que el crecimiento de las primas de No Vida se reduzca en 2014 como consecuencia de la debilidad del crecimiento económico. La demanda de seguro en Brasil se verá afectada en el futuro por la supresión de los incentivos fiscales para los vehículos a motor y por una política económica más restrictiva que limita el crecimiento del crédito. Además, la incertidumbre que rodea la implementación de reformas estructurales afectará probablemente a los seguros relacionados con las infraestructuras y la inversión. Igualmente, las inversiones asociadas con reformas estructurales en México surtirán efecto en 2015, lo que demora la aceleración prevista en el crecimiento de las primas de ingeniería, crédito y caución. Con la expectativa de que el mercado de automotor mantenga su debilidad en 2014, México continuará la senda de la mayoría de países de la región. Por su parte, en Perú y Colombia, las elásticas inversiones en infraestructuras deberían amortiguar las desventajas de un consumo privado más débil, mientras que la exposición a una acelerada economía de EE.UU. es un buen augurio para los ramos relacionados con el comercio.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta