• Categoría de la entrada:Seguros

Durante el año pasado en el mundo ocurrieron 258 desastres naturales, lo que supone una cifra inferior al promedio de los últimos diez años que se sitúa en 260 eventos. Estas catástrofes han causado un total de pérdidas aseguradas de 39.000 millones de dólares (46.061 millones de euros), un 38% menos que si se compara con hace diez años cuando se situaba en 63.000 millones de dólares (53.341 millones de euros), la cifra más baja desde 2009.

Estos son los últimos datos ofrecidos por Impact Forecasting, el modelador de catástrofes de AON BENFIELD, que hizo público ayer su Informe Anual sobre el Clima Global y Catástrofes que evalúa el impacto que han tenido las catástrofes naturales ocurridas en todo el mundo durante 2014. Los dos eventos más costosos en cuanto a pérdidas aseguradas en 2014 fueron el resultado de las tormentas eléctricas severas en junio en Europa, que costaron 3.000 millones de dólares (2.540 millones de euros), y en mayo en Estados Unidos, que se situaron en 2.900 millones de dólares (2.455 millones de euros).

Por su parte, en cuanto a las pérdidas económicas mundiales por catástrofes naturales, éstas se situaron en 132.000 millones de dólares (111.763 millones de euros), un 37% por debajo de la media de los últimos diez años que fue de de 211.000 millones de dólares (178.652 millones de dólares). El evento más costoso ha sido la inundación que se sufrió en septiembre en el norte de la India y Pakistán, que se tradujo en la mayor pérdida económica del año, causando daños estimados en 18.000 millones (15.240 millones de euros) y que supone para Pakistán que, por quinto año consecutivo, ha registrado un evento de inundación de 1.000 millones de dólares (846 millones de euros).

Las aseguradoras, posicionadas mejor que nunca para ofrecer productos de transferencia de riesgos

“Las catástrofes globales que estuvieron relacionadas con los seguros de Daños representan el 8,6% de la prima de Daños global en 2014, que comparado con el promedio de los últimos diez años fue del 13,9%”, detalla Stephen Mildenhall, CEO de AON ANALYTICS, que agregó que “el aumento secular en pérdidas por catástrofes desde 1980, en línea con el PIB mundial, sigue siendo un motor de crecimiento para la industria de seguros. Con su abundante capital y sofisticadas herramientas de gestión de riesgos, la industria está ahora más posicionada que nunca para cumplir con su misión fundamental de proporcionar productos de transferencia de riesgos que permitan el crecimiento y el desarrollo en todo el mundo”.

El informe revela que los tres principales peligros derivados del clima: inundación, ciclones tropicales y un clima severo, representaron un 72% de todas las pérdidas económicas durante la revisión de los 12 meses, mientras que el evento más mortífero de 2014 fue un tramo de varios meses de inundaciones repentinas y de deslizamientos de tierra que se estima que costó la vida a 2.600 personas en Afganistán.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta