• Categoría de la entrada:Salud

Un estudio reciente ha encontrado las bebidas energéticas podrían afectar al esmalte dental.

Investigadores de la Facultad de Medicina Dental de la Universidad del Sur de Illinois, encontraron que las bebidas energéticas y deportivas pueden dañar el esmalte de los dientes y aumentar las posibilidades de que se formen caries y de que se produzca sensibilidad.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron la acidez de 13 bebidas deportivas y nueve energéticas, que resultó ser diferente de acuerdo a los distintos tipos de bebidas, sabores y marcas comerciales.

Además, seis de ellas se relacionaron con sus efectos sobre el esmalte dental — que es la capa protectora de los dientes y que una vez que se daña no puede ser reparada.  En este punto, tanto las bebidas deportivas como las energéticas causaron daño.

Específicamente, los científicos sumergieron muestras del esmalte de dientes humanos en tres bebidas deportivas (Gatorade Rain, Powerade Option y Propel Grape) y de tres bebidas energéticas (Monster Assault, Red Bull y 5-hour Energy) durante 15 minutos.

Luego, sumergieron esas mismas muestras de esmalte  en saliva artificial durante dos horas y repitieron este procedimiento cuatro veces por día durante cinco días, reemplazando las bebidas a diario.

De ese modo, los investigadores intentaron simular lo que ocurre en la vida real y comprobaron que luego de cinco días de exposición a estas bebidas, la pérdida del esmalte dental fue evidente: alrededor de 1.5 por ciento con las bebidas deportivas y un 3 por ciento con las bebidas energéticas.

 

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta