• Categoría de la entrada:Seguros

Es posible que alguna vez haya pensado que malgasta dinero al comprar una póliza de seguros.

Quizás piense así porque en el transcurso de un año no haya tenido, afortunadamente, un siniestro que reportar y no haya hecho uso de su póliza de seguros. Pero es usted parte de la excepción y no de la regla.

Las pólizas de seguros son, de alguna manera, una forma de ahorrar para el futuro, pues garantizan la atención médica o la cobertura de algún siniestro con el pago de una prima anual.

Estos siniestros pueden, y suelen ocurrir, justo en el momento que usted tiene menos disponibilidad económica, y por lo tanto deberá usar sus ahorros, tarjetas de créditos o recurrir a familiares y amigos para cancelar la clínica, o la reparación de su automóvil, por ejemplo.

Obtener una póliza de seguros con parte de los ingresos que percibe por concepto de bonificación de fin de año, le permite estar tranquilo y evitarse el financiamiento de la misma.

Y aun cuando deba financiarse, tener una póliza de seguros representa un alivio para el grupo familiar, pues permite atender fallecimientos, planificar operaciones que se han estado aplazando por falta de recursos o incluso ampliar la familia, en el caso de pólizas de maternidad.

Recuerde que para escoger la mejor alternativa que se adapte a sus necesidades es imprescindible consultar a un buen asesor de seguros. Él le ofrecerá diversas pólizas y le ayudará para hacer una mejor elección.

 

 

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta