• Categoría de la entrada:Seguros

Todas las empresas se están adaptando a la información que le revelan las nuevas tecnologías, y los seguros no se quedan atrás.

Las agencias de viajes, los medios de comunicación, los taxistas, las entidades financieras y ahora las aseguradoras han entrado en la vorágine de la revolución tecnológica y de la información.

La generación a la que nos ha tocado vivir este profundo cambio en nuestras vidas y en la economía sabrá que ha sido una sucesión de sobresaltos, especialmente para los profesionales afectados. Nadie parece a salvo de los cambios. Llegan, sector por sector, como si estuviesen esperando el turno con el número en la mano.

Los seguros en EEUU han sido los primeros en cambiar. Es un sector grande ¿Quién no tiene, no uno, sino varios seguros en este país? Por obligación legal, financiera, moral o simplemente por pura precaución.

Hasta el momento las aseguradoras no han sido más precisas porque no tenían las herramientas. Al fin y al cabo, la puntería en medir el riesgo es la base de su negocio. Ahora las Insurtech, con el análisis de miles de datos, van ofrecer pólizas a la medida para cada uno de nosotros. Se ajustarán en necesidades y precios como un guante. Adiós a las pólizas estandarizadas y bienvenidas las personalizadas.

Mucjas veces la experiencia del usuario en los seguros es horrible, frustrante, pues sus necesidades no siempre son cubiertas al detalle, no se apuntaba a las necesidades individuales. En esa escasa puntería quizás se apoyaba una parte importante del margen del negocio, pero ahora, con la cirugía fina de los datos, la revolución está asegurada; se acabó la zona de confort. El 99% de los corredores en EEUU son off line. Con precios más baratos, productos más precisos y canales más cercanos. La experiencia del usuario, la satisfacción, la singularidad dentro de la globalidad, será un atractivo irresistible.

Las Insurtech llegaron para quedarse al mundo de los seguros, como al de las agencias de viaje, los medios de comunicación y tantos otros. Las empresas tendrán que cambiar sus estructuras o transformarse en Insurtech con rapidez y agilidad. Quien no asuma el cambio, quien trate de mantener la estructura, aquel que no sea ágil y rápido, caerá por el camino.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta