• Categoría de la entrada:Seguros

Han sido muchos los famosos que en algún momento de su vida han decidido asegurar partes de su cuerpo.

Algunos casos conocidos son el de la cantante y actriz Jennifer López, de quien se djo que aseguró su trasero, lo cual fue desmentido por la misma artista en la primera semana de abril, pero quien si lo hizo fue la cantante Kylie Minogue.

Una de las últimas en sumarse a esto de los seguros sorprendentes fue Taylor Swift. La cantante, aseguró sus piernas por una cuantiosa suma.

Rihanna o Heidi Klum fueron otras de las famosas que decidieron asegurarse las piernas de las que tan orgullosas están. Pero no sólo ellas aprovechan para asegurar esta parte de su anatomía. Las piernas de Cristiano Ronaldo también están cubiertas por una póliza, igual que las de Messi.

Otro futbolista que ha sabido sacarle partido a su anatomía es Iker Casillas, quien aseguró sus manos en 2007. Está claro que el portero del Real Madrid hizo una buena inversión y seguro que se llevó una buena paga cuando en 2013 se fracturó su mano izquierda.

Siguiendo en el ámbito deportivo, la parte más cotizada del cuerpo de Fernando Alonso no es su cabeza ni sus piernas, son sus pulgares. El piloto asturiano aseguró esta parte de su cuerpo con la que maneja el volante de su McLaren.

Hay otros deportistas que han asegurado todo su cuerpo. David Beckham y Anna Kournikova son los mejores ejemplos de ello. La tenista rusa está asegurada por partes: 4 millones de dólares por sus brazos, 10 más por su cara y dos por sus pechos.

Carmen Electra, Mariah Carey, Samantha Fox, Janet Jackson o Pamela Anderson son algunas de las famosas que al igual que Kournikova decidieron sacarle partido a sus pechos con una póliza millonaria.

Jennifer Aniston tiene uno de los seguros más sorprendentes dentro del mundo de las celebridades´. La actriz tiene asegurado su cabello, algo que sin duda será un reto para los nervios de su peluquero. El cantante Tom Jones fue un poco más allá y se aseguró los pelos de su pecho.

La lengua de Gene Simmons, es otro de los casos más sorprendentes. El bajista de Kiss se aseguró esta peculiar parte de su anatomía que se convirtió en el símbolo de las actuaciones de la banda.

Aunque pueda parecer lo contrario, esto de los seguros de partes del cuerpo no es algo que se de sólo hoy en día. Este tema empezó ya en el cine en blanco y negro con actores y actrices como Bett Davis, que aseguró su cintura, Jimmy Durante, la nariz, Fred Astaire, las piernas o el caso más conocido: Los ojos de Elizabeth Taylor.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta