• Categoría de la entrada:Salud

¿Puedo hacer ejercicio cuando tengo gripe?

La respuesta a esta pregunta depende de los síntomas que tenga y de la cantidad de ejercicio que haga. El ejercicio puede ser benéfico cuando se hace en su justa medida, pero puede ser negativo cuando es excesivo.

El ejercicio le puede ayudar a combatir el virus que causa el resfriado o la gripe al fortalecer el sistema inmunológico. Cuando hace ejercicio, sus glóbulos blancos, encargados de defender su cuerpo de virus y bacterias, corren más fácilmente por su torrente sanguíneo y así combaten las infecciones más rápido. Esto no sólo le ayuda a combatir la enfermedad, sino que indirectamente le ayuda a prevenir futuras recaídas pues mantiene sus defensas más fuertes.

Perotambién es conveniente descansar, pues su sistema inmunológico necesita que su cuerpo esté descansado y libre de estrés para poder funcionar mejor.

Las preguntas claves entonces para saber si debe o no hacer ejercicio cuando está resfriado o tiene gripe, son: ¿cuándo? y ¿cuánto?

¿Cuándo?

Todo depende de los síntomas de la gripe. Es seguro hacer ejercicio cuando sus síntomas son leves y tolerables, como: estornudos, nariz que gotea o está congestionada, dolor de garganta. En cambio, no es conveniente cuando sus síntomas son más fuertes, como: congestión de pecho, tos, malestar estomacal, dolor de músculos, fatiga y fiebre. Especialmente si hace ejercicio cuando tienes fiebre, puede deshidratarse. Nadie con fiebre debe ejercitarse.

¿Cuánto?

El ejercicio regular y moderado fortalece su sistema inmunológico, en compañía de una buena alimentación, suficiente descanso y estar libre de estrés. Cuando se habla de ejercicio regular, son actividades que se hacen mínimo por 30 minutos diariamente o varias veces a la semana, y que son básicamente cardiovasculares como montar bicicleta, correr, nadar, caminar, patinar, entre otros.

Pero cuando hace ejercicio intensivo y extremo, los efectos sobre su sistema inmunológico pueden volverse negativos. Algunos estudios han descubierto que el ejercicio excesivo puede disminuir la cantidad de glóbulos blancos que recorre su cuerpo, y al contrario, aumenta las hormonas del estrés (la adrenalina y el cortisol) que a largo plazo pueden debilitar su sistema inmunológico y hacerle más propenso a enfermarse.

 

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Cerrar menú