• Categoría de la entrada:Prevención

Los cuchilos con poco filo obligan a quien los usa a ejercer mayor presión para poder cortar y por lo tanto las posibilidades de tener un accidente se incrementan.

En términos generales existen tres tipos de afiladores, que son afilador eléctrico, afilador manual y afilador de piedra. Para saber como afilar cuchillos correctamente se debe conocer las ventajas de cada tipo de afilador.

El afilador eléctrico es una forma rápida y precisa de afilar cuchillos. Los afiladores que usan energía eléctrica hacen que la hoja del cuchillo se deslice a través de la herramienta. Este es el método más fácil para obtener una hoja afilada si no se dispone de mucho tiempo.

El afilador manual suele tener un diamante o una barra de cerámica sobre la cual se pasa la hoja metálica y repetidas veces. El afilador manual permite tener un mayor control sobre el ángulo de la hoja, afilar una hoja metálica manualmente es una tarea que se logra dominar después de mucha práctica, por lo que llega a ser el sistema más duradero.

En el caso del afilador de piedra, se deben hacer varias consideraciones antes de la compra y la más importante es el tipo de filo que se quiera conseguir, para lo cual existen dos tipos de sistemas, uno es el de los afiladores de diamante que es una piedra recubierta con una fina capa de micro diamantes, constituyendo la manera más rápida y eficaz de como afilar cuchillos, en los casos de las hojas metálicas de filos dentados, se puede usar un afilador de diamante cónico.

El otro sistema es el de los afiladores de piedra natural que son una excelente manera de conseguir un afilado clásico, los diferentes abrasivos que la constituyen hacen que sea una manera única de hacer el trabajo.

Si el cuchillo está bien afilado se requiere menos fuerza para realizar cada corte, al tener que forzar menos, hay menos posibilidades de que  nos provoque un corte.

 

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta