• Categoría de la entrada:Prevención

La cocina es uno de los lugares en donde ocurren con frecuencia accidentes en el hogar. Los más usuales son las quemaduras y los golpes o caídas.

Evitarlos no es tan difícil como imaginamos, solo tenemos que tomar alguna sencillas precauciones:

  • Evite que los niños entren en la cocina cuando este cocinando o que al menos no se encuentren cerca. Se debe establecer límites bien marcados con respecto a este tema.
  • Quemarse con los líquidos calientes de la cocción es una de los accidentes más comunes y que dejan en un gran porcentaje secuelas estéticas, esté pendiente cuando tenga líquidos en ebullición.
  • Las ollas siempre deben estar con los mangos hacia adentro de la cocina, apuntando hacia la pared.
  • Con respecto al horno, si hay niños en la cocina, tome como precaución el colocar un dispositivo que impida que lo abran.
  • No abra nunca las ollas a presión hasta que no se haya ido todo el vapor y enfriado.
  • El agua y el aceite caliente son enemigos mortales. Cuando fría sea muy precavido.

Otros causantes de accidentes, son todos los objetos cortantes y punzantes que se encuentran dentro de este ambiente, como tijeras, cuchillos, tenedores, etc.

Los cajones que contengan esos elementos deben contar con una traba de seguridad y siempre deberán estar cerrados y trabados, no deben estar en ningún momento abiertos o sin traba, ese es el tiempo de descuido que necesita un niño para lastimarse.

Los aparatos electrónicos deben colocarse al medio de la mesa o mesón y no en los bordes, los cables no deben colgar (los niños pueden tomarlos y tirar de los mismos con el peligro de hacer caer el aparato y lastimarse) y los enchufes deben estar en buenas condiciones.

Todos los productos que sirven para la limpieza poseen un alto grado de toxicidad, por lo que bajo ninguna circunstancia o excusa debemos dejarlos al alcance de los niños o incluso de personas mayores con desgaste mental, tampoco envasarlos en recipientes de bebidas para tomar.

Y aunque los almacenemos en lugares altos, igual sus puertas deben contar con una traba de seguridad. Su ingesta causa daños irreversibles que en la mayoría de los casos terminan en la muerte.

Cuidar que las cortinas no se encuentran cerca de enchufes, lamparitas de luz y menos aún cerca de las hornillas. Cualquier viento puede moverlas y provocar un incendio.

No dejar trapos o manteles cerca de hornillas encendidas y tampoco apagadas pero que estén calientes, ya que el calor de las mismas puede incendiar las telas.

Colocaque un extintor en la cocina y asegúrese de conocer su uso perfectamente, puede ser de gran ayuda ante un comienzo de incendio.

Además:

  • No utilice cualquier recipiente para el microondas, emplee solo los que están exclusivamente aptos para ese uso. Puede provocar una explosión.
  • Verifique el cierre del gas cuando termine de cocinar y siempre antes de acostarse a ausentarse de la casa.
  • El pipote de la basura debe estar en algún lugar inaccesible, ya los niños pueden intoxicarse o cortarse con su contenido.
  • La vajilla de cualquier material que se rompa y cuyas partes pueden ser cortantes, es mejor ubicarla en las zonas altas de la alacena, y dejar en las bajas aquellas de plástico y ollas.
  • Las bolsas de plástico nunca deben estar en algún cajón o lugar accesible para los más pequeños, son seguras causas de asfixia.
  • Controle siempre la temperatura de la comida antes de servirle a un niño, ya que éste puede ingerir un gran bocado o volcarse el desayuno y provocarse grandes quemaduras.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta