• Categoría de la entrada:Prevención

Para evitar accidentes durante un viaje es conveniente tomar en cuenta las siguientes precauciones:

• Los adultos deben hacer revisar el vehículo: tren delantero, frenos, luces, dirección, estado y presión de los cauchos (incluyendo el caucho de repuesto), agua del radiador, niveles de aceite de la caja y del motor.
• Equipar el vehículo con caucho de repuesto, gato, llave de cruz, juego de llaves, triángulo de seguridad, cables auxiliares.
• Revisar el cinturón de seguridad y usarlo durante el viaje.
• Durante el viaje no se debe comer en abundancia, es mejor ingerir alimentos de fácil digestión.
• Los niños deben ir en el asiento trasero, los más pequeños en sus asientos especiales, las madres con bebés de meses deben ir atrás.
• Conducir a la velocidad señalada y si llueve, disminuir la velocidad.
• No es conveniente pasar a otro carro sin estar seguro de hacerlo sin peligro.
• Se deben obedecer las señales de tránsito, cuya finalidad es resguardar la vida de todos.
• Llevar siempre un maletín de primeros auxilios.
• Aunque éstas son precauciones dirigidos a los adultos, los niños se pueden encargar de recordar estas recomendaciones a sus padres.

¿Qué actitud debe tomarse ante el peligro en un viaje o paseo?

Si el vehículo se colea, trate de enderezarlo progresivamente sin utilizar los frenos, girando el volante en la misma dirección hacia donde el vehículo se está deslizando, hasta que recobre su estabilidad y una vez lograda, frene poco a poco. Pisar los frenos bruscamente cuando hay una coleada, hace que se colee el carro más.

Cuando en una carretera de doble vía, otro vehículo invada su vía, encienda las luces en forma intermitente, toque la corneta (bocina) y péguese a la derecha lo más posible.

Si se pincha un caucho a alta velocidad, no frene, domine el vehículo con todas las fuerzas, manteniéndolo en dirección recta, hasta disminuir la velocidad. Nunca se debe frenar en el primer momento.

Si en una curva el vehículo se sale del pavimento y las ruedas derechas caen en el hombrillo, no se debe frenar de repente, es importante tratar de dominar el vehículo hasta llevarlo nuevamente al pavimento.

En caso de que los frenos no respondan, se debe utilizar el freno auxiliar o freno de mano y se bombea el freno insistentemente tratando de que recupere su acción.

Si estalla el vidrio parabrisas se mantiene el volante en forma segura pero rígida y se saca la cabeza por la ventanilla para mantener la visibilidad, seguidamente, se estaciona el vehículo para tomar las medidas necesarias.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta