• Categoría de la entrada:Salud

Como muchos debates, la cuestión sobre si es bueno comer antes de la hora de dormir no es blanco o negro.

Hay muchos factores que influyen en esta decisión, por lo que no hay una respuesa correcta para todo el mundo a esta pregunta. Veamos qué piensan los investigadores del tema, publicados por ActiveBeat.

De acuerdo con los investigadores del Centro de Investigación de la Obesidad y la Educación, sí que hay un vínculo entre comer por la noche y ganar peso. Sin embargo, depende de qué comamos a partir de las 8 de la tarde. Solemos querer algo muy dulce o con muchas grasas, y es eso precisamente lo que debemos evitar.

Un estudio llevado a cabo en 2011 por el departamento de neurología de la Universidad Northwestern de Chicago dice que el ciclo del sueño puede verse interrumpido por una mala digestión. Por la noche, el cuerpo humano debe estar durmiendo, por lo que abusar de la comida durante esas horas alterará su ritmo y lo hará ganar unos kilos.

Los hospitales de la Universidad de Ohio demostraron que aquellos que cenan más tarde son los que tienen más problemas para dormir. Cuando tenemos hambre, tendemos a comer más carbohidratos o lo que es peor, pedimos comida a domicilio.

Comer más tarde también puede afectar a otros aspectos de tu vida que son los que pueden conducirte a una ganancia de peso, como fatiga, depresión, irritabilidad o falta de actividad física. Esto es lo que ha demostrado el Centro Nacional de Investigación de Primates de Oregón.

Sin embargo, no todo es malo. La Universidad de Ginebra estudió que hay algunos aperitivos que sí pueden mejorar tu calidad de sueño. Los investigadores recomiendan comer alimentos ricos en magnesio como las espinacas. Pero advierten que conviene hacerlo al menos dos horas antes de ir a dormir.

La Escuela de Salud Pública de Harvard se dio cuenta de que aquellos que tiendan a comer alimentos ricos en azúcar durante la noche o altos en grasas, tienden también a ver la televisión antes de ir a dormir. Esto puede alterar el sueño, por lo que es más recomedable sustituir la televisión por un libro.

En definitiva, el Hospital Presbiteriano de Nueva York recomienda que si es de los que “pican” por la noche, tenga algo sano preparado para no caer en la tentación del dulce o las papas fritas, siempre y cuando respete las dos horas de antes de irse a la cama.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Cerrar menú