• Categoría de la entrada:Seguros

La revolución Digital ha supuesto un cambio profundo en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida.

Hoy en día, todos buscamos información por Internet antes de realizar compras, organizar viajes, adquirir una vivienda, etc. Cada vez valoramos más las opiniones de los demás, y damos credibilidad a la opinión del resto de usuarios a través de las Redes Sociales, incluso por encima de la credibilidad que otorgamos a la compañía final o a un asesor. El mundo de los seguros no es ajeno a estos cambios, y a pesar de ser un sector que siempre se ha caracterizado por una relativa prudencia en cuanto a la adopción de nuevas tecnologías, cada vez son más las compañías que destinan recursos a buscar nuevos modelos de negocio y a mejorar el servicio del cliente a través de la innovación digital.

Hoy en día es fácil encontrar casos de compañías que venden seguros a través de Facebook (algunas incluso como único canal de distribución), que permiten la suscripción online, que facilitan la gestión de siniestros a través de teléfonos móviles, que comercializan productos PAYD, etc. Existen iniciativas aún más innovadoras, como los microseguros a través del móvil, que se extienden a una velocidad vertiginosa en aquellas zonas con escasa bancarización y que facilitan la llegada masiva del Seguro.

No obstante, aún queda un amplio camino por recorrer y nuevos modelos de negocio por explorar. Las posibilidades que brindarán el Big Data y el “Internet de las cosas” serán muchas y muy variadas, y aquellas compañías que sepan leer la oportunidad, y estén preparadas para explotarla, resultarán vencedoras en este nuevo escenario. Así, por ejemplo, en el ramo de Autos, disponer de información sobre los diferentes sensores del vehículo podría permitir mejorar el tiempo de respuesta en caso de accidente, prevenir posibles averías (sólo un 9% de las asistencias de la grúa están causadas por accidente, por lo que ser capaz de prevenir averías podría suponer un considerable ahorro para las compañías) y proporcionar nuevos servicios de valor añadido para el cliente (programar revisiones automáticas, ofrecer servicios de fidelización en el momento exacto, como por ejemplo descuentos en gasolineras, talleres, etc.).

En el ramo de Salud es evidente que la cantidad de información que brindará la tecnología wearable permitirá a las compañías ofrecer nuevos servicios de cuidado integral de la salud y del bienestar, y completamente adecuados a las necesidades específicas del cliente: productos específicos para crónicos, para deportistas, programas específicos de salud, etc.

UN FACTOR CLAVE

En un mercado en que la diferenciación a través del producto es cada vez más difícil, y donde los nuevos productos son rápidamente copiados por la competencia, los servicios digitales pueden ser un factor clave. La evolución digital no permitirá únicamente definir nuevos modelos de negocio, sino que permitirá también incrementar sensiblemente la eficiencia operativa de la compañía, racionalizar las inversiones y proporcionar a negocio las herramientas necesarias para responder a los cambios de una manera ágil. La época de las grandes inversiones en infraestructura ha pasado gracias a la llegada del cloud computing, Las soluciones de movilidad y las redes sociales corporativas han conseguido incrementar enormemente la productividad.

Las compañías tienen claro que su negocio es, de una forma u otra, digital y que aún lo será más en el futuro. Aprovechar esta oportunidad está en sus manos.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta