• Categoría de la entrada:Salud

1. Un desayuno completo antes de ir a trabajar.

El desayuno es la comida más importante del día. No se vaya a trabajar con el estómago vacío. Si no lo hace porque no tiene tiempo, levántese unos minutos antes y dé a su cuerpo lo que se merece: lácteos, fruta, fibra, un poco de hidratos de carbono… Si comienza su jornada laboral sin desayunar, su productividad se verá mermada.

2. Abandone la cafeína.

Un café por la mañana no está mal, pero tampoco abuse de ella porque no le hará una persona más productiva ni le despertará más. Intente cambiar la cafeína por el té verde.

3. Use una lonchera más pequeña.

Si se lleva la comida en una lonchera gigante, esto solo dañará su productividad. Si su estómago se llena demasiado, toda la energía se centrará en la digestión y usted caerá en un estado de somnolencia. Por tanto, lo recomendable es comer unas 5 veces al día y en pequeñas cantidades, señala la revista.

4. Frutas a media mañana y/o media tarde.

Es lo mejor que puede comer a eso de las 12 del mediodía o las 5 de la tarde. Una pieza de fruta le quitará el hambre y no tendrá que invertir tiempo en prepararla.

5. Beba mucha agua.

Estar hidratado es fundamental para mantenernos despiertos y activos. Lo recomendable es beber unos dos litros de agua al día, muy fácil si tenemos con nosotros una botella de medio litro (en cuatro paseos al cuarto de baño, en los que aprovechamos para estirar las piernas, llenamos la botella y ya hemos cumplido).

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta