• Categoría de la entrada:Salud

Un equipo de científicos de la Universidad de Australia Occidental ha descubierto que el consumo de marihuana puede alterar la estructura del ADN de una persona.

Esto puede provocar mutaciones genéticas que llegan a exponerlos a enfermedades graves, que pueden ser transmitidas a sus hijos y a futuras generaciones.

La relación entre el consumo de marihuana (cannabis) y enfermedades graves como el cáncer había sido investigada anteriormente pero no así sus implicaciones a largo plazo. Tras realizar un extenso análisis de todo el material de investigación acerca de este campo, hallaron que “el cáncer y las enfermedades, en general, fueron probablemente causadas por mutaciones de células resultantes de ciertas propiedades del cannabis que tienen una interacción química con el ADN de una persona”, afirma Stuart Reece, coautor del trabajo.

Además, este daño podría ser transmitido a los hijos: Con el aumento de consumo de cannabis a nivel mundial en los últimos años, está claro que esto tendrá un impacto a tener en cuenta entre la población. Si la madre nunca ha consumido marihuana en toda su vida, las mutaciones transmitidas por el esperma del padre pueden causar enfermedades graves y mortales a sus hijos.

Este descubrimiento expone las graves consecuencias en las generaciones futuras, sobre todo teniendo en cuenta que este cambio en la estructura de ADN producido por el cannabis conduce a un lento crecimiento celular y a posibles consecuencias para el desarrollo fetal de los bebés. “Los peores tipos de cáncer se presentan en los primeros años de vida en los neonatos expuestos en el útero a los efectos de cannabis”, sentencia Reece.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta