• Categoría de la entrada:Prevención

Para manejar de noche con seguridad hay que ser mucho más precavidos.

Hay algunos consejos prácticos que parecen bastante obvios, pero a veces son los primeros que olvidamos.

1. Por absurdo que parezca, siempre se debe conducir de noche con las luces encendidas. Si es tarde y aún no está oscuro por completo, utilice las luces de posición.

2. Limpie bien el parabrisas por dentro y por fuera. Casi nunca se toma en cuenta pero este cristal se ensucia por dentro con mucha facilidad y esa capa de polvo dificulta mucho la visión.

3. Regule la altura de los faros un par de veces al año. Muchos autos tienen un control para ajustar la altura desde el interior o lo hacen automáticamente, pero no basta.

4. Reduzca la intensidad de luz del cuadro de instrumentos. Cuanta más luz haya en el interior del coche, peor se ve la calle o carretera. En los coches que admiten regulación, la información suele verse bien con la mínima iluminación.

5. Ponga las luces altas en cuanto se despeje el panorama y no tenga autos enfrente. Llevar sólo las bajas provoca visión insuficiente y mayor cansancio. También recuerde que incluso a mucha distancia las luces altas pueden molestar a los que vienen de frente e impedir su propia visión.

6.- Las luces de niebla son EXCLUSIVAMENTE para eso: condiciones climáticas con niebla. Nunca conduzca con este tipo de luces encendidas ni adelante ni atrás, pues en condiciones de buena visibilidad son molestas para los demás conductores.

7. Si el carro que viene de frente nos deslumbra, lo único que podemos hacer es bajar la velocidad mantenernos en nuestro canal.

8. Las luces de los otros autos son muy útiles como referencia en la conducción nocturna. Guiarse por las luces traseras del auto que nos precede evita acidentes.

9. Las personas que utilizan lentes con graduación para conducir deben utilizar cristal antireflejante, ya que pueden tener un mayor deslumbramiento a causa de los lentes. Es recomendable utilizar gafas amarillas, ya que estas disminuyen el deslumbramiento y permiten una mejor visión nocturna.

10. El manejar cansado es igual o peor que hacerlo en estado de ebriedad. Nunca conduzca cansado, es mejor perder un par de horas y detenerse en un lugar seguro a descansar para continuar con más energía elcamino.

11. Recuerde que al manejar de noche, perdemos hasta el 25% de la capacidad de reacción si lo comparamos con el manejo de día. Piénselo dos veces antes de manejar de noche.

12. Es más fácil y sencillo encontrar ayuda de día que de noche. Esto lo recomendamos ya que los autos, por muy nuevos que estén, pueden presentar fallas.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta