• Categoría de la entrada:Salud

Te recomendamos seguir estas sugerencias y lograr que se conviertan en hábitos en tu vida diaria.

1. – Comienza el día con un buen desayuno:

No hagas un desayuno demasiado frugal porque sólo conseguirás estar desmayado de hambre a media mañana. Incluye algo de fibra, un lácteo y proteínas que te harán sentir saciado.

2. – No pases demasiadas horas sin comer:

Es uno de loa trucos más eficaces para controlar el hambre. Un ayuno prolongado sólo desequilibrará tus niveles hormonales y disparará tu apetito. Lo ideal es comer pequeñas raciones de alimentos saludables cada dos o tres horas.

3 . – Bebe suficiente cantidad de agua:

Se aconseja beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Reducirá la sensación de hambre entre las comidas, te mantendrá bien hidratado y favorecerá la eliminación de toxinas y el tránsito intestinal.

4. – Incluye en tu dieta gran cantidad de fibra:

frutas, verduras, alimentos integrales… Todos ellos son alimentos muy saciantes.

5. – Incluye una ración de proteínas en cada una de las comidas principales del día:

Las proteínas son necesarias para la formación y mantenimiento de nuestros tejidos (son los ladrillitos de nuestro cuerpo). Los alimentos ricos en proteínas te mantendrán sin hambre durante más horas que otro tipo de alimentos. Puedes elegir proteínas magras como carne de pavo, pollo, ternera, pescado, huevos, legumbres y lácteos desnatados. Las personas que toman suficientes proteínas sienten deseos menores de consumir alimentos ricos en azúcares.

6. – Duerme lo suficiente:

Dormir menos de 7 u 8 horas disparará tus niveles de cortisol y te hará sentir más hambre.

7. – Haz ejercicio:

La actividad física interviene en la regulación de diferentes hormonas por lo que disminuye el apetito.

8. – Otro de los trucos para controlar el hambre es evitar los alimentos con hidratos de carbono de absorción rápida (los azúcares):

Estos alimentos disparan la glucemia y por tanto la secreción de insulina, por ello pueden provocar hipoglucemias de rebote que te harán sentir de nuevo hambriento.

9 . – Toma té verde:

Además de ayudarte a acelerar tu metabolismo y la quema de grasa, te ayudará a disminuir tu apetito.

10. – Come en platos azules: Una curiosidad, pero parece ser que comer en platos de este color puede ayudar a reducir el hambre.

11. – Mantén tu cuerpo y mente activos:

Está comprobado que muchas veces comemos por aburrimiento. Si estás aburrido te entrarán ganas de comer, sobre todo cosas que no debes, lo mejor es distraerse con otras cosas (pasear, bailar, charlar…) cuando te des cuenta se te habrán pasado las ganas de comer.

Ten siempre en tu despensa aperitivos saludables para calmar tu apetito entre horas: frutos secos, fruta, queso fresco, jamón de pavo… Si tienes hambre de verdad, no te la aguantes. Come bien y así acelerarás tu metabolismo.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta