• Categoría de la entrada:Prevención

Para evitar la contaminación cruzada de los alimentos, es fundamental el cuidado de la higiene.

El lavado de manos con agua y jabón sobre todo al manipular alimentos, debe ser frecuente. Es importante mantener las mesadas y los utensilios limpios y poder contar con tablas de picar diferenciadas: una para los alimentos crudos (carnes, pescados y aves) y otra para aquellos alimentos que están listos para consumir (carnes cocidas, frutas, verduras lavadas, verduras cocidas, etc.). En la preparación de los mismos hay que asegurarse de que las carnes estén bien cocidas. En el caso de los vegetales, que estén bien lavados. Finalmente, consumir lácteos pasteurizados y lavar los vegetales con agua potable (de no contar con ella, utilizar lavandina).

Algunos consejos para evitar la contaminación cruzada:

-Separar las carnes crudas de los alimentos cocidos o listos para consumir.

-Lavar siempre las manos con agua y jabón antes de empezar a cocinar, entre la manipulación de los alimentos crudos y aquellos cocidos o listos para consumir, y luego de ir al baño.

-Al realizar las compras, guardar carnes, aves y pescados en bolsas separadas del resto de los alimentos.

-Colocar las carnes crudas en recipientes cerrados, en la parte inferior de la heladera para evitar el goteo de fluidos contaminados sobre otros alimentos.

-Usar recipientes y utensilios diferentes (fuentes, cuchillos y tablas de cortar) cuando se manipulan alimentos crudos y cocidos, o bien, lavarlos minuciosamente entre uso y uso con lavandina.

-Mantener todas las superficies, vajilla y utensilios limpios.

-Por último, ante cualquier duda sobre la dieta, sobre qué alimentos consumir o cómo manipularlos recuerden que, aunque lamentablemente estén empezando a dejar de serlo, los profesionales de la salud siguen siendo los más confiables chamanes de la tribu.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta