• Categoría de la entrada:Prevención

El sueño y la fatiga es un factor de riesgo al manejar.

Comidas abundantes, pocas horas de sueño, estrés, consumo de medicinas, falta de ventilación en el vehículo son algunas de las causas que pueden provocar sueño.

Si está conduciendo y empieza a moverse mucho en el asiento,  le pican los ojos, le duele la espalda, ve borroso, tenga cuidado. Está cansado y está empezando a sufrir somnolencia. Es hora de hacer un descanso, estirar las piernas, hidratarse ytambién de echar un cabezada hasta que esté en condiciones de continuar la conducción.

Las consecuencias si no descansa pueden ser fatales. Se produce una pérdida de atención en la conducción, nuestra concentración deja de ser total e incluso puede provocar un mayor aceptación del riesgo y agresividad.

  • Si va a viajar en automóvil es importante hacerlo descansado, para eso es necesario dormir al menos 7 u 8 horas. Si conduce con sueño estará más distraído, las capacidades motoras se verán reducidas, es decir, los movimientos serán más lentos y podrían aparecer microsueños.
  • La hora para iniciar el viaje es fundamental. Las peores horas son entre las tres y las cinco de la madrugada y entre las dos y las cuatro de la tarde. Y siempre que pueda evite viajar después de una jornada laboral si no descansa antes. Tampoco lo haga después de haber ingerido una comida abundante.
  • Ventile el vehículo y mantenga una temperatura entre 20 y 23 grados.
  • No tome a la ligera la recomendación de descansar cada dos horas de conducción o siempre que se sienta cansado. Si no lo hace le pasará factura.
  • Si está tomando medicamentos tendrá que consultar con el médico o farmacéutico la posibilidad o no de conducir.
  • Beber alcohol o consumir drogas no es compatible con ponerse al volante. Es una norma básica: si bebe no conduzca.
  • También el humo del tabaco provoca somnolencia, por lo que evite fumar dentro del automóvil. Su salud y la de los pasajeros lo agradecerán y además se distraerá menos.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta