• Categoría de la entrada:Salud

Vueltas y vueltas en la cama para conciliar el sueño. Esta es una de las escenas más repetidas cuando hace calor y no tienes aire acondicionado.

Las alteraciones del estado de ánimo, principalmente la irritabilidad, así como la incapacidad para concentrarnos correctamente y la disminución del rendimiento laboral son algunas de las consecuencias de la mala calidad del sueño.

Afortunadamente, hay maneras para enfriarse y mantenerse fresco lo suficiente para que quedarte dormido.

BBC Mundo te explica cinco trucos para lograr esas merecidas horas de descanso.

1. Mantén el aire caliente fuera de tu habitación

  • Si no cuentas con aire acondicionado hay maneras creativas para evitar el aire caliente en la habitación, según explica dormir.org.es, web dedicada a los problemas del sueño.
  • Se puede por ejemplo, colocar un ventilador que se dirija a las ventanas para impedir la entrada de aire caliente; colocar un bol con hielo o agua helada frente a las aspas del ventilador para generar un aire más fresco o mojar una sábana y colgarla de la ventana.

2. Tomar una ducha de agua tibia antes de dormir

  • No sólo te acostarás limpio, sino además muy fresco.
  • El agua fría genera una reactivación del organismo y aumenta el gasto energético, que te lleva a sentir más calor que si se trata de una ducha tibia, sostiene el Instituto Biológico de la Salud.

3. Cenar liviano y fresco

  • Las comidas pesadas y que necesiten comerse calientes, como un estofado o sopa, obligan al cuerpo a generar más calor para digerirlas.
  • Las mejores opciones antes de dormir son el gazpacho, el yogur o las ensaladas.
  • La web dormir.org.es también recomienda la comida picante porque estimula la sudoración.
  • Así que, aunque suena contrario al sentido común, tener una cena picante es una gran manera para que el cuerpo pierda calor a través de la sudoración y refrescarse antes de acostarte.
  • Por otro lado, el arroz contiene melatonina, una hormona que el cuerpo usa para adormecerlo.
  • Contiene sólo una pequeña cantidad por lo que igual no va a hacer una gran diferencia, pero podría ser una ventaja extra a la hora de conciliar el sueño.

4. Congelar la almohada

  • Sí, has escuchado bien.
  • Una almohada fría ayudará a reducir la temperatura del cuerpo y hacerle sentir más cómodo.
  • Puedes utilizar un paquete fresco grande que lo puedes poner dentro de la funda de almohada para mantenerte fresco.
  • Algunas máscaras oculares también tienen un paquete fresco extraíble o contienen perlas especiales de refrigeración que se mantienen frías cuando se los saca del congelador.
  • Son muy eficaces contra las migrañas o dolores de cabeza inducidos por el calor.

5. Acostarse con un pijama húmedo o ligero

  • Simplemente humedece tu ropa de dormir o un par de calcetines para acostarte.
  • No te olvides de dormir sobre una toalla para absorber el exceso de agua.
  • Si esto te incomoda también puedes humedecer un trapo con agua tibia.
  • Cuando estés listo para dormir póntelo sobre la frente.
  • Así como una botella de agua caliente te ayuda a dormir en las noches frías esta es una manera fácil de conciliar el sueño en noches cálidas.
  • También puedes elegir un pijama ligero, según recomienda el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta