• Categoría de la entrada:Salud

Un adulto puede llegar a consumir hasta un kilo de azúcar en dos semanas. Esta cantidad es aún mayor en el caso de los adolescentes.

Parece demasiado un kilo, pero no lo es. Conocemos el azúcar presente en alimentos como el chocolate o las galletas, pero desconocemos las cantidades que hay escondidas en otras comidas no consideradas dulces. Sin embargo, controlarla es posible y el portal BBC Mundo ha recogido las siguientes claves:

1. El límite diario. En marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) redujo su recomendación a un 5% del total de calorías ingeridas para llevar una dieta sana óptima (en todo caso, no más del 10%). Sin embargo, en los países occidentales suele representar hasta un 15% de la ingesta diaria de energía. Estos límites son para todo el contenido que hay en los alimentos que se consumen, tanto los naturales que hay en la miel como los azúcares refinados.

2. ¿Cuánto es eso en cucharillas? La recomendación de la OMS para una persona adulta es que consuma unas 2.000 calorías al día. Esto, en ese 10% mencionado antes, sería un máximo de 50 gramos, el equivalente a 12 cucharillas. 25 gramos o 6 cucharillas para la recomendación del 5%.

3. El azúcar que hay en una lata de refresco. Una lata de 330ml contiene el equivalente a 9 cucharillas, más de lo recomendado por la OMS. Un refresco de cola contiene 36 gramos.

4. El azúcar ‘escondido’. Según una investigación llevada a cabo por BBC, las bebidas que más azúcar contienen son, de mayor a menor, las siguientes: batidos, bebidas de cola, agua con sabor a frutas, bebidas energéticas y zumos de frutas (no frescos). Además, el alcohol es un problema añadido. Según datos de una encuesta en Reino Unido entre 2008 y 2012 el 10% del total de azúcar consumido por los adultos proviene de bebidas alcohólicas.

También hay que tener en cuenta la que se encuentra en las salsas (ketchup, salsa barbacoa…). Un par de cucharadas puede tener la misma cantidad de azúcar que un donut. Por otra parte, un yogur de fruta de 125 gramos contiene cerca de 15 gramos de azúcares. Y por si fuera poco, consumir alimentos ‘light’ tampoco son seguros, ya que para potenciar el sabor los fabricantes compensan el bajo contenido en grasa con un alto contenido en azúcar.

5. Cómo calcular el azúcar en los productos que compramos. Calcular el azúcar que tomamos puede ser confuso porque esta sustancia se puede ‘esconder’ bajo otros nombres: glucosa, fructosa, sacarosa, lactosa, maltosa, jarabe de maíz de alta fructosa.

Los fabricantes no tienen la obligación de separar los azúcares añadidos de los naturales en una etiqueta de nutrición, pero normalmente puede ver la cantidad total de azúcar presente fijándose en el número que dice “carbohidratos… y de los cuales azúcares…”. Si cualquier producto tiene más de 15 gramos de azúcares por 100 gramos, olvídese, es un producto de alto contenido en azúcar.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta