• Categoría de la entrada:Salud

La sequedad en la piel guarda relación con los climas fríos, pero también está el factor genético, la mala alimentación y el envejecimiento. Mucha gente gastan elevadas cantidades de dinero en todo tipo de productos cosméticos para tener una piel hidratada, lo que no saben es que hay una serie de remedios caseros.

1. Aceite de oliva virgen extra.
Este aceite está cargado de grasas y antioxidantes saludables que se adentra en la piel, la suaviza si está seca, alivia la descamación, la picazón y la aspereza. Lo adecuado es aplicarlo sobre la piel húmeda, realizando suaves movimientos circulares.

2. Leche entera.
La leche contiene calmantes que alivian el picor, la sequedad y la irritación. Además, sus ácidos derriten las células muertas que se hallan en la piel y acelera su renovación. Según el portal, la forma adecuada en la que aplicarse la leche es con una toallita con leche fría y dejándola actuar durante al menos cinco minutos cada noche.

3. Miel.
Este dulce es un humectante (una sustancia que sirve para humedecer) natural, muy rico en antioxidantes y con muchas propiedades antimicrobianas. Para que nos ayude a tener una piel más hidratada basta con untarse un poco de miel, dejar que actúe durante unos diez minutos y luego enjuagarse con agua tibia.

4. Yogur.
Al igual que la leche, también es un gran componente hidratante. Los yogures contienen compuestos antiinflamatorios que calman la piel seca. Este alimento, rico en grasas saludables, contiene ácidos lácteos que matan los gérmenes y eliminan las células muertas de la piel (prácticamente igual que la leche entera). El portal recomienda que se lo aplique antes de entrar a la ducha durante unos diez minutos.

5. Aceite de coco.
El aceite de coco ayuda a aliviar la piel irritada e inflamada, además que hidrata profundamente la piel. Lo adecuado es aplicarlo antes de dormir y por la mañana; después, lave con agua y jabón.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta