• Categoría de la entrada:Salud

La  ciencia se ha preguntado qué tipo de actividad física es mejor para quemar calorías y ha encontrado que, a pesar de lo que se llevaba creyendo durante años, el ejercicio anaeróbico, aquel basado en esfuerzos breves de fuerza, es casi más importante que el aeróbico, actividades como caminar, nadar, correr o montar en bicicleta.

Una investigación publicada en la revista Obesity y a la que ha tenido acceso el portal El Confidencial concluye que los hombres que levantan pesos de forma diaria tienen menos posibilidades de acumular grasa en su cintura que aquellos que dedican el mismo tiempo a realizar ejercicios aeróbicos. Las consecuencias de realizar estas actividades a largo plazo se pueden ver con 20 minutos de gimnasio al día.

Aún así, los investigadores recomiendan compaginar ejercicios aeróbicos y anaeróbicos si se quiere perder peso, ya que el primero tiene otros benefios sobre nuestro cuerpo, como prevenir la diabetes o las enfermedades de corazón.

Los científicos que han llevado a cabo el estudio han analizado el peso, la actividad física y la medida de la cintura de 10.500 hombres saludables de más de 40 años entre 1996 y 2008. Tomaron estas medidas porque la circunferencia de la cintura, aseguran, es mejor indicador de buena salud corporal que otros baremos, como el índice de masa corporal.

Los participantes del estudio mostraron un crecimiento de tres centímetros en su cintura. No obstante, tras analizar otros factores que podían haber influído en estas cifras, los científicos hallaron que los hombres que levantaban pesas no habían engordado tanto como los que corrían. Obviamente, los que tenían una vida sedentaria y pasaban más horas al día viendo la televisión eran los que más grasa acumulada en el abdomen tenían.

“Cuando envejecemos, perdemos masa muscular y tendemos a acumular grasa corporal”, explica la coautora del estudio Rania Mekary, de la Escuela de Salud Pública de Harvard. “Si sólo realizas actividades aeróbicas, como el running o el jogging, terminarás perdiendo grasa, pero también masa muscular”. Por tanto, lo importante es reforzar los músculos a través del levantamiento de pesas o del entrenamiento de resistencia.

Aunque el estudio haya sido realizado en hombres, los científicos creen que los resultados también pueden aplicarse a las mujeres. “Realizar entrenamiento de resistencia o, de forma más ideal aún, combinarlo con el ejercicio aeróbico, puede ayudar a los adultos de una edad avanzada a reducir la grasa abdominal al mismo tiempo que se incrementa o se preserva la masa muscular”, explica Mekary.

El estudio no exlpica por qué el ejercicio anaeróbico produce ese efecto en el organismo de las personas, pero la autora sostiene que quizá se deba a un fenómeno conocido como ‘consumo de oxígeno post-ejercicio’. El entrenamiento de pesas, el anaeróbico, provoca que la tasa de metabolismo se mantenga alta durante dos días después de haber realizado el ejercicio, lo que conduce a una mayor quema de grasa, ya que el cuerpo necesita oxígeno para eliminarla.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Cerrar menú