• Categoría de la entrada:Prevención

Cuando nos encontramos a una gandola circulando con lentitud delante de nosotros en la carretera, nuestra primera intención es adelantarla.

Pero para adelantar este tipo de vehículos es necesario tomar precauciones y evitar hacerlo de manera poco segura. Le damos algunos consejos para adelantar con seguridad:

  1. No ponernos nerviosos. Hay que actuar de igual manera que si estuviéramos ante cualquier otro vehículo pesado.
  2. Manenga mayor distancia de seguridad cuando circule detrás de ellos, ya que la visibilidad se reduce notablemente.
  3. Máxima alerta al adelantar. Pueden alcanzar hasta 25 metros de longitud y, por lo tanto, tardará más en llegar a cabo la acción, algo a tener en cuenta si circula por una vía de doble sentido. En este caso debe ser más precavido y sólo adelantar si la visibilidad es buena y tiene espacio y tiempo suficiente para realizarla con éxito.
  4. Adelantamientos con turbulencias. Cuando nos ponemos en paralelo en un adelantamiento con un vehículo de gran tamaño se pueden crear turbulencias que nos acercan a la gandola. ¿Cómo actuar? Debemos rectificar la dirección de forma suave. Extreme la precaución en adelantamientos en viaductos y zonas de fuerte viento.
  5. En tramos de fuerte pendiente ascendente. La velocidad máxima de estos vehículos oscila entre los 70 y 90 km/h en función de la vía. Téngalo en cuenta porque en tramos de fuerte pendiente ascendente, en poco espacio de tiempo estaremos a su altura. Es importante anticiparnos para no realizar una frenada brusca.
  6. Incorporación a una vía. Debido a su peso y volumen, el tiempo de reacción de aceleración de una gandola es mayor, por lo que ante una incorporación a una vía tardarán más tiempo en coger la velocidad normal comparado con cualquier otro vehículo. Facilítele, en la medida de lo posible y siempre con seguridad, la incorporación o maniobra.
  7. Más espacio para realizar un giro. Cuando una gandola va a realizar el giro a la derecha se abrirá hacia la izquierda para poder hacerlo correctamente y viceversa ante un giro a la izquierda. Tenemos que pensar que muchas de las intersecciones no han sido diseñadas para la circulación de estos vehículos pesados por lo que pueden invadir nuestro canal.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta