• Categoría de la entrada:Salud

Si alguna vez ha sentido remordimiento por empezar a comer una tableta de chocolate, despreocúpese, pues puede que le esté haciendo un gran favor a su organismo.

Este alimento, uno de los más consumidos en el mundo es muy beneficioso para la salud emocional y la física. Además, tiene un delicioso sabor al que pocas personas se resisten.

Comer chocolate (con moderación, por supuesto) a diario no debería levantar un sentimiento de culpa en la persona que lo ingiere. Según un artículo publicado por el portal especializado en nutrición Mejorconsalud.com, como este alimento es muy rico en antioxidantes, nos puede venir muy bien para prevenir la acumulación de radicales libres y el envejecimiento prematuro de las células.

Este es uno de los beneficios más importantes del chocolate negro porque evita que las sustancias tóxicas se acumulen en el organismo y afecten a nuestra salud. Además, favorece la juventud de las células, por lo que también es bueno para el cuidado de la piel.

Otro aspecto positivo de comer chocolate, en esta ocasión por la mañana mejor que por la tarde/noche, es que automáticamente nos incrementa los niveles de energía, lo que mejora la capacidad de concentración para las primeras tareas del día.

Quizá este sea el punto más importante. Al ingerir una porción moderada de chocolate al día, señala el artículo, se reducen los riesgos de sufrir un ataque al corazón y otros problemas cardiovasculares, gracias a sus altos contenidos de antioxidantes.

Vayamos con el aspecto anímico. Al comer chocolate, y gracias a un compuesto químico llamado anandamida, responsable de dar una sensación de bienestar y de mejorar el estado de ánimo, se mejorará nuestro humor y disminuirá la depresión.

Y si estamos pasando por un momento de estrés, ansiedad o angustia, el chocolate, gracias a que estimula la producción de serotonina, puede tener un efecto similar en nosotros al de un calmante.

Otras virtudes.

Estos son los principales beneficios, pero hay otros que merecen la pena ser mencionados:

  • Elimina el estrés y la fatiga
  • Aporta sensación de saciedad al cuerpo y nos evita comer más calorías
  • Estimula la circulación de la sangre
  • Puede ayudar a prevenir el cáncer de colon y aporta grasas saludables que mejoran la salud del sistema nervioso.

El último apunte de Mejorconsalud.com es muy importante. Nos recomienda que, para aprovechar por completo los beneficios del chocolate negro, deberíamos elegir el más amargo posible. Aunque el sabor no sea tan delicioso como el de las chocolatinas, es en esta forma en la que se concentran todos los beneficios.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta