• Categoría de la entrada:Salud

El calificado como colesterol “bueno” (HDL) no protege por sí solo de las enfermedades cardíacas.

Necesita al menos ir acompañado de niveles adecuados de otros dos indicadores como el colesterol “malo” (LDL) y los triglicéridos para ser efectivo en la prevención de estos problemas, según un nuevo estudio de la Universidad de Maryland (EEUU).

En concreto, la investigación coordinada por el doctor Michael Miller, profesor de medicina cardiovascular en dicha institución, remarcó que los altos niveles de colesterol “bueno” no son previsores independientes de buena salud cardíaca.

El “buen” colesterol ayuda a transportar el colesterol “malo” de las arterias de vuelta al hígado, donde es filtrado para que salga del cuerpo. Según el estudio, el HDL debería ser visto en realidad como una tercera prioridad, por detrás del LDL en primer lugar y los triglicéridos en segundo. El nivel óptimo de HDL es 100 miligramos por decilitro.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta